Análisis de Wonder Boy: Asha in Monster World

Comprar en Wakkap

"Genesis does what Nintendon't".

La nostalgia es un arma de doble filo y cuando en la industria del videojuego se anuncia un remake, por un lado puede significar que han escuchado a los fans de ese producto; aunque también significa que pueden darle una visión equivocada o diferente a la tuya. No soy fan de Wonder Boy, pero reconozco que mi “favorito” siempre ha sido esta cuarta entrega; llamado originalmente Monster World IV que nunca llegó a salir de Japón, salvo en contadas recopilaciones. Un juego de culto de la maravillosa Mega Drive que hoy recibe su lavado de cara por parte de Artdink y hay que decir a primera impresión que Wonder Boy: Asha in Monster World no ha salido tan redondo como otras revisiones que ha tenido la saga recientemente.Asha, la protagonista de nuestra aventura, quiere convertirse en una mercenaria o una guerrera. Llegado el día, la joven se verá envuelta en el rescate de los cuatros espíritus elementales del mundo; secuestrados por un grupo de malvados magos. No tiene muchos giros de guion pero si es cierto que la narración de lo que va ocurriendo en la tierra de Asha está en el terreno por donde nos movemos. Tendremos un “hub” principal, una ciudad llamada Rapadagna que servirá para comprar armas; escudos o incluso saber la situación del reino, que irá cambiando durante la aventura.

Tenemos que meternos en harina, en el apartado gráfico que sin duda es un punto controvertido. Por un lado, abandonamos el arte pixelado de la consola de Sega y pasamos a un 3D muy básico y con animaciones simples y cutres; un gran punto negativo que lastra a su diseño característico y animado. El rendimiento cumple sin más, no hay bajadas de frames. Habrá segmentos donde nos moveremos en escenarios 2.5D, aunque suelen ser “pasillos” que conectan a otra zona.Aunque no todo tiene que ser “malo”, pues la jugabilidad si que funciona, o al menos en parte. Con un botón saltaremos y con otro usaremos nuestra espada, incluso podremos usar un ataque especial si pulsamos una de las palancas junto al botón de ataque. La cosa mejora bastante cuando conseguimos al “mítico” Pepelogoo, un animal que nos ayudará a sortear muchos obstáculos o incluso conseguir objetos y monedas si lanzamos a nuestro querido amigo. Aunque de una manera básica y fácil, formamos un vínculo entre Asha y el Pepelogoo que detonará en un momento importante de la historia. Los jefes finales son muy sosos, fáciles y carentes del carisma del original.

Para aplaudir, la banda sonora que llega remasterizada de la mano de Sinichi Sakamoto, compositor de los juegos originales y que hace un trabajo muy cunplidor frente a remixes sobre su obra. El juego, esta vez, cuenta con un doblaje al japonés; que aparecerá en momentos claves de la aventura. Además, contaremos con una traducción al castellano que apenas cuenta con fallos gramaticales.Hemos tenido varios remakes y reinvenciones de la saga Wonder Boy y este Asha in Monster World es el trabajo más simplón pero eficaz de todos. Tal vez su diseño en 2.5D apañe un poco la carencia gráfica, pero se podía haber trabajado mucho más. La jugabilidad es interesante y sigue teniendo la misma proeza del original y sus inconvenientes también. Al durar cinco o seis horas, no puede fatigar al usuario y menos teniendo ese selector de dificultad. Un gran punto a favor es que ahora podemos guardar la partida donde queramos -salvo en combates contra los jefes- así que se hará bastante más apetecible el aventurarnos en las mazmorras.

Al final, los fans siempre son los que ganan. Aquí tenemos el caso de un remake de un título que ha sido conservador en casi todos los aspectos y que, con total seguridad, hará que el usuario vuelva a recordar esos suspiros por ver el juego original salir de sus fronteras, ahora un sueño hecho realidad. Asha ha regresado; su sonrisa será inmortal.

Bueno

  • El regreso de una de las obras olvidadas de Sega
  • La banda sonora; remasterizada por su autor original

Malo

  • Los jefes son muy simples
  • Los gráficos desentona y su diseño no oculta las carencias
7.1

Bueno

Jugabilidad - 7.5
Sonido - 8
Gráficos - 6
Innovación - 7
Fumito Ueda ha contado fábulas y yo quiero escribir sobre su legado en los videojuegos. A veces lloro mientras juego... bueno, siempre.
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas