Análisis de The Sinking City

The Sinking City

Si teníais ganas de volver a sumergiros en un mundo lleno de criaturas e historias inspiradas en la literatura lovecraftiana, lo podéis hacer fácilmente con la ciudad de Oakmont. No solo monstruos aterradores, sino situaciones mórbidas, lugares terroríficos y un montón de misterios son los que nos encontraremos en The Sinking City, un juego inspirado en Lovecraft y en el juego de mesa La Llamada de Cthulhu Y es que hacía tiempo que el mundo del videojuego no recibía ningún juego sobre detectives notorio. ¿Conseguirá el estudio Frogwares que éste destaque en el género? Vamos a descubrirlo comenzando primero por la historia.

Historia

La trama comienza con el protagonista, el detective Charles Reed proveniente de Boston, llegando a la ciudad Oakmont en barco en los años 20. El motivo por el que va a esa ciudad es que desde hace un tiempo este detective ha sufrido numerosos terrores nocturnos y visiones horrorosas que no paran de perturbarlo. Estos sucesos le conducen de alguna forma a esta ciudad que ha sufrido devastadoras inundaciones en los últimos meses y que además también ha recibido muchos forasteros que sufrían las mismas visiones. Nuestro objetivo es descubrir a qué se deben esas terroríficas alucionaciones con la ayuda de los personajes secundarios que vamos conociendo a lo largo de la historia. Y la trama en general está muy bien, y es lo suficientemente densa para enganchar y además deriva a varias subtramas que se convierten en casos secundarios (muy recomendables hacerlas para comprender aún más la historia detrás de la ciudad).

 

Centrándonos en Charles Reed, hablamos de un hombre con habilidades para la observación increíbles, incluso mágicas, ya que si leemos algunas notas suyas descubrimos que en un antiguo viaje junto a compañeros suyos de la Marina, a la cuál sirvió como buzo, sufrieron un accidente en el que él obtuvo poderes. Estas habilidades le dan ventaja frente a otros detectives, y la más notoria es el Ojo de la Mente, que le permite ver los sucesos de un caso cuando tiene las suficientes pistas, consigue ver pasadizos secretos, etc. Sí que tengo que admitir que no se trata de un personaje demasiado carismático y no transmite apenas ningún tipo de personalidad, no ha conseguido conectar conmigo y dudo que lo haga con cualquier otro jugador. En cuanto a los personajes secundarios, no solo hay humanos ya que también podemos ver «razas» según la familia que pueden ser una especie de «hombres mono» y otros que son «hombres pez», entre otros. Sin duda, Oakmont es un lugar bastante curioso, y más si contamos con que se comercia con balas en lugar de dólares. Y recordamos, todo está inspirado en Lovecraft.

Jugabilidad

The Sinking City ha hecho algo muy bien, y es crear bastante variedad en un juego detectivesco. Quiero decir, no se han limitado a que visitemos ciertos lugares para encontrar pistas, casos, etc, sino que también han implementado combate con armas, algo de sigilo, un sistema de habilidades que se mejoran con experiencia, algo de exploración submarina… Aunque eso sí, lo que está más cuidado sin duda es resolver los casos al margen de los otros componentes jugables.

Hay algo que aprecio mucho en este juego aunque otros quizá lo vean aburrido y pesado… Podemos resolver casos tanto principales (los que son para avanzar en la historia) como secundarios (no son obligatorios y nos los encontramos hablando con gente o explorando la ciudad), pero en todos debemos encontrar las pistas por nuestra cuenta sin que nos indiquen claramente donde debemos ir. Es algo obvio tratándose de un juego de detectives, pero hay una clara tendencia en las desarrolladoras en indicar descaradamente a dónde ir exactamente en todo momento, mientras que aquí tienes que averiguarlo tú. Evidentemente, no empiezas de cero, te dicen dónde vieron por última vez lo que sea que estén buscando, pero el juego no te indica a dónde ir. Tan solo te dicen una calle, un cruce, incluso un distrito, y debemos ir al mapa, buscar la calle por nuestra cuenta, marcarla, y una vez lleguemos allí encontrar lo que estamos buscando, y a veces es algo complicado. En ocasiones, incluso, tan solo te dicen una pequeña pista y tú, sin que el juego te lo diga directamente, debes ir al archivo del ayuntamiento, de la polícia, del hospital, etc, para buscar más información. A esto me refería con que puede ser aburrido, ya que no es muy directo, en algunas ocasiones yo me he pasado bastante rato andando por una zona hasta encontrar lo que buscaba, pero entiendo que para ser un buen juego detectivesco hay que hacerlo así y es algo que aplaudo. Además, según lo que tú creas personalmente, puedes llegar a diferentes conclusiones que afectarán en mayor o menor medida a tu estancia en Oakmont.

Ahora bien, también hay que hablar del combate y es una de las partes que más cojean de The Sinking City, sobre todo al principio, ya que luego está mejor llevado. Los recursos son siempre, o casi siempre, escasos, y hasta el propio juego nos recomienda en las pantallas de carga que la mayoría de las veces es más conveniente huir de los monstruos. Además de que hacen mucho daño, debemos recordar que no solo hay que preocuparse de la salud de Charles Reed, sino de su nivel de Locura. Si pasamos mucho tiempo combatiendo y mirando a estas criaturas lovecraftianas, nuestro nivel de Locura crecerá y sufriremos visiones, tambaleos y nos costará mucho más combatir. Podemos fabricar (con materiales que encontramos rebuscando en ciertos lugares) balas, trampas, y también curaciones que son botiquines y antisicóticos. Principalmente luchamos con armas, comenzado con pistolas al principio y pudiendo obtener luego fusiles y escopetas. Sin embargo, también hay un factor sigilo no muy destacado pero sí presente, y por ello podemos usar explosivos y trampas para esos monstruos. También tenemos la opción de combatir cuerpo a cuerpo con una pala que porta Charles Reed, aunque la animación es algo (bastante) pobre. Podemos mejorar numerosas habilidades con la experiencia, como la salud, precisión, velocidad de recarga, nivel de Locura, y un largo etcétera.

Oakmont es una ciudad no muy amplia, pero sí que se nos hace grande dado que tenemos que cruzarla casi entera a pie y algunas calles inundadas en lancha motora. Eso sí, siempre podemos usar el vije rápido gracias a las cabinas telefónicas situadas en tres o cuatro lugares de cada distrito, aunque desgraciadamente debemos llegar a una para poder usar el viaje rápido, y a veces andar demasiado por las calles de Oakmont puede hacerse algo repetitivo y aburrido. Eso sí, la iluminación y los lugares de The Sinking City son en la mayoría de los casos alucinantes, y en la mayoría de las casas en las que entramos el interior está muy cuidado, con muchos detalles. He de admitir por otro lado que he dicho en la mayoría de los casos porque me he encontrado algunas casas con distribuciones sospechosamente similares… También he encontrado algunos lugares que no son casas como tal pero podemos entrar y están algo vacíos. También he echado en falta poder entrar a más casas, ya que he visto muchas puertas muy sugerentes en las que parecía que se podía entrar pero no era así. Después las zonas submarinas no son amplias ni abiertas, pero el diseño de las mismas es impecable. No son muchas las ocasiones en las que deberemos bajar con nuestro traje de buzo, pero a veces necesitaremos arriesgarnos.

Gráficos

El potencial gráfico de The Sinking City deja algo que desear. No solo en las caras de los personajes, que creo que tiene un objetivo no realista y más bien «caricaturesco», sino en el propio mundo. La iluminación si opino que es genial, lo que más destaco de este título sin duda en cuanto a gráficos, pero cojea en algunas texturas, los NPCs, etc. Pero me he encontrado con numerosos bugs y errores que han hecho que cargue partida de nuevo. No se me ha llegado a colgar el juego, pero sí quedarme atascado en varios lugares que aparentemente eran accesibles (de hecho, accedía a ellos) y luego no podía volver. En otra ocasión un monstruo me atacaba desde la pared y no sabía muy bien dónde estaba. Y lo que más se repite es el popping (de repente cargan texturas, NPCs u objetos de la nada). No he encontrado, eso sí, muchos de estos errores ni tampoco han estropeado el entretenimiento, pero en alguna ocasión han llegado a resultar algo molestos.

Sonido

Directamente voy a lo que peor me ha parecido de este campo, y es algunas voces de personajes algo exageradas y poco realistas, y sobre todo en el caso de algunos NPCs que repiten un mismo sonido todo el rato (por ejemplo, en una ocasión hay unas mujeres llorando y suena el mismo clip de lloro de 3 segundos continuamente). Pero por lo demás, me ha fascinado, la música, el sondo ambiente, los pasos, la lluvia, el sonido de los monstruos.. En general, el sonido de este juego me ha parecido excelente, sobre todo, insisto, por la música y sonido ambiente.

The Sinking City

Conclusión

¿Es The Sinking City un juego de detectives a la altura? El estudio ya tenía experiencia en este género ya que es quien estaba detrás de los Sherlock, pero sin embargo había muchas expectativas por este juego que tan solo viendo los tráilers tenía muy buena pinta. Y efectivamente creo que es un buen juego para el género. Primero porque el planteamiento creo que es perfecto en cuanto a mecánicas y a cómo es llevada la investigación, y segundo porque la historia es genial. Tanto una cosa como la otra hacen ver que The Sinking City es una aventura espeluznante a la par que intrigante, una historia que engancha, mucha variedad jugable entre investigación y combate… Hay que admitir que no es un juego para todo el mundo: es un título denso y pesado, en el buen sentido pero es algo lento. Algunas cosas debemos averiguarlas por nuestra cuenta y dar más vueltas de las que muchos creen necesarias, pero si hay que hacer un juego de detectives bien hecho, Frogwares ha dado en el clavo. En el género detectivesco, es de lo mejor de los últimos años sin duda alguna. Os recordamos que pronto habrá un gameplay subido por nosotros en nuestro canal.

Bueno

  • No te indican nada directamente, debes investigar por tu cuenta
  • El sonido ambiente y de los monstruos y la música
  • Gran variedad jugable (investigación, combate...)
  • Historia muy intrigante y que engancha

Malo

  • Algunos bugs y el popping
  • Muchas animaciones son muy pobres
  • El combate, sobre todo al principio
7.8

Bueno

Jugabilidad - 8
Sonido - 9
Innovación - 8
Gráficos - 6
Nota Media Usuarios
8
1 Voto
Nota
Enviar
Tu nota
0
X