The Elder Scrolls V: Skyrim VR Análisis

PlayStation 4 PlayStation VR
The Elder Scrolls V: Skyrim VR
Análisis

Adaptación del exitoso Skyrim para la realidad virtual.

Bethesda tiene una mina de oro en The Elder Scrolls V: Skyrim, y es que se ha lanzado en prácticamente todas las plataformas disponibles, y como no, ahora llega a la realidad virtual de PlayStation VR.

Poco tenemos que contar ya acerca de Skyrim, por ello nos vamos a centrar en lo que nos aporta esta nueva adaptación. El juego en sí es el mismo que ya hemos vivido, pero en realidad virtual, y podemos disfrutarlo tanto con los moves (que es como lo hemos jugado) como con un Dualshock 4.

Skyrim VR puede que muchos no lo vieran del todo claro al principio, pero podemos asegurar que el juego lo disfrutarán tanto los amantes del juego, como aquellos que aún no lo han probado.

Como hemos dicho anteriormente, podemos jugarlo tanto con el Dualshock como con los moves, pero personalmente recomendamos esta última opción, la cual hace aún más inmersiva la experiencia.

Quizás el comienzo con los moves puede parecer algo dificultoso para desplazarnos, pero en poco minutos te acostumbras. Para movernos por los escenarios podemos hacerlo libremente o mediante el teletransporte. Si es de los primeras veces que jugáis en realidad virtual, la mejor opción sería el teletransporte, la cual funciona muy bien y es con la que más hemos jugado.

La lucha con los moves es realmente inmersiva, realizando todos los movimientos con las manos. Avisamos, como solemos hacer con los juegos de realidad virtual, que retiréis todos los objetos de vuestro alrededor, si no queréis acabar con algún que otro vaso roto.

También podemos bucear sumergiendo la cabeza, y para subir o bajar simplemente debemos mover nuestras manos, siempre con los move, de una manera natural. Para manejar el caballo lo hacemos con la mano izquiera, siempre que no llevemos un arma en esa mano.

La calidad gráfica también es bastante aceptable. Lógicamente no lo veremos como en las últimas versiones lanzadas, y encontramos algunos dientes de sierra y texturas borrosas, pero nada que empañe esta buena experiencia. La interfaz ha pasado a la parte inferior, donde podremos consultar la brújula, salud o cansancio.

Viene totalmente doblado al castellano, algo que es de agradecer y más en un título de realidad virtual, en la que si tenemos que leer subtitulos pierde parte de esa magia.

-CONCLUSIÓN:

The Elder Scrolls V: Skyrim ha sido una grata sorpresa, y demuestra que este tipo de juegos que tanto pedimos para la realidad virtual es posible. Tanto si eres fan como si no, es un juego que disfrutarás, reviviendo grandes batallas medievales. Tardaremos un poco en acostumbrarnos a los movimientos, pero gracias a las distintas posibilidades de configuración encontraremos la más adecuada para cada uno y lo pasarás en grande.

Bueno

  • Gran inmersión
  • Amplias opciones de configuración
  • Disfrutar Skyrim desde dentro

Malo

  • Tardar un poco en el aprendizaje y adaptación
  • Algunos dientes de sierra y texturas borrosas
7.8

Bueno

Jugabilidad - 8
Innovación - 8
Gráficos - 7
Sonido - 8

Contraseña perdida

X