Análisis de Rocket Arena

Si en algo nos hemos puesto de acuerdo este verano es que el E3 es muy necesario. Muchos pensábamos que, con la facilidad que existe actualmente para hacer streamings, lo lógico sería que las empresas hicieran sus eventos en solitario. Con la crisis provocada por el Covid-19, y al no haber E3, es lo que se ha hecho en esta ocasión y ha sido un caos que ha perjudicado a todos. Uno de los ejemplos de malas conferencias que hemos tenido ha sido la de Electronics Arts. Una emisión con poco contenido que, si hubiera tenido lugar entre otras de la feria, no habría tenido un impacto tan negativo. A pesar de ello, se mostró un nuevo juego, llamativo para la vista y que fue de lo mejor de la presentación Rocket Arena.

Rocket Arena es un hero shooter competitivo en tercera persona. Como es habitual en el género, tendremos diversos modos de juego, tanto casuales como competitivos, además de un pase de batalla en el que veremos reflejada nuestra progresión. El juego carece de modo historia, aunque tenga un modo de juego cooperativo, el núcleo del mismo es la vertiente de jugador contra jugador.

 

A pesar de ello, Rocket Arena no es un shooter al uso, no disparamos para matar, sino que lo hacemos para conseguir puntos lanzando a nuestros enemigos del escenario. De una forma muy parecida a la que se emplea en Super Smash, cuando impactamos a nuestros enemigos con los proyectiles no le bajamos vida, sino que subimos una barra que, cuanto más llena esté, más lejos enviaremos a los enemigos con nuestros ataques. Si conseguimos completar la barra al completo, el siguiente golpe asegurará el punto.

La diversidad llega con sus modos de juego ya que, aunque eliminar enemigos durante un tiempo nos beneficie, no es lo que nos dará siempre los puntos. Sí será así en el clásico modo de juego de duelo por equipos, pero en otros tendremos que coger una pelota y encestarla o ser el equipo que más monedas encuentre. Otro de los apartados que evita la monotonía en el título es, la cantidad de mapas que existen, 10 para ser concretos. Todos ellos muy bien diseñados, que permiten que el combate sea justo a la par que divertido. Con zonas para todo tipo de enfrentamientos y que si, dominas las mecánicas de juego, te permitirán realizar jugadas espectaculares.

Pero eso sí, dominar todas las mecánicas no es sencillo. El elenco de héroes, formado por 10 distintos, da muchísima profundidad al combate. Cada uno de ellos con sus armas, con su forma de atacar específica, así como sus habilidades propias, algunos están más centrados en el ataque y otros en defender. A pesar de ello, aquí encontramos el primer pero, los protagonistas no están del todo balanceados, en las partidas clasificatorias suelen verse casi siempre los mismos, ya que son más fuertes que los demás. Esperemos que este problema se termine solucionando, ya que con las diferentes temporadas llegarán parches y actualizaciones para mejorar el equilibrio.

Rocket Arena

El sistema de progresión lo encontramos, por una parte, en su pase de batalla, así como la propia progresión de los personajes. El primero de ellos, tiene una vertiente de pago y otra gratuita, con menos contenido. Un punto negativo, ya que, se comprende que los juegos free2play, empleen este tipo de sistema para financiarse, pero en los juegos de pago se espera que el pase de temporada sea gratuito para todos los jugadores. Aunque sólo obtengamos elementos estéticos, es un detalle que perjudica al título. Por su parte, cada vez que consigamos subir de nivel a nuestro personaje, obtendremos ítems, así como un tipo de moneda que nos permitirá, conseguir decoraciones y skins de forma gratuita.

Técnicamente, Rocket Arena es notable. Gráficamente, con un tono muy colorido, unos personajes caricaturescos y unos mapas muy bien ambientados, hacen que visualmente luzca bastante bien. Por su parte, el sonido, tanto en efectos como música, sigue la misma línea, la BSO acompaña en todo momento, así como, las explosiones y sonidos de las armas no desentonan con el apartado gráfico.

Rocket Arena – Conclusión

Finalmente, podemos concluir que, Rocket Arena es un juego notable, con algunos defectos, aun subsanables, pero que están presentes. Es la clara alternativa de EA a los últimos Plants vs Zombies: Garden Warfare, pero acercándose a los estándares actuales de jugabilidad. Aunque gráficamente puede parecer que está enfocado para el público infantil, nada más lejos de la realidad, puede ser disfrutado tanto por pequeños, como por mayores. Rocket Arena puede ser una gran alternativa como juego para desconectar de otros más complejos y que exijan más al jugador.

Bueno

  • Escenarios bien ambientados y coloridos
  • Es un juego muy divertido
  • Es un shooter "diferente"

Malo

  • El pase de batalla de pago
  • El mal balanceo de los héroes
7.5

Bueno

Jugabilidad - 7.5
Sonido - 7.5
Innovación - 7.5
Gráficos - 7.5
Entre partida y partida de Apex Legends... escribo alguna cosilla.
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X