Análisis Metro Exodus: “La Historia de Sam”

Hace un año salía al mercado la esperada continuación de la saga Metro donde por primera vez en la franquicia saldríamos del metro de Moscú para explorar zonas más amplias en búsqueda de la libertad y un nuevo sueño para la humanidad. Y es tras los diferentes sucesos producidos en Metro Exodus donde nos ubica este DLC de “La Historia de Sam”, justamente arrancamos con el final bueno del título base y en pocos segundos dejamos descansar a Artyom para tomar los mandos de uno de los integrantes de la Aurora, Sam.

Deberemos ayudarle a retomar el camino hacia su tierra natal, hacia los Estados Unidos en un viaje sin retorno para reunirse con su padre 20 años después. ¿Conseguirá este DLC de 4A Games poner el broche de oro a Metro Exodus?

Metro Exodus

Antes de entrar en materia destacar que este DLC se puede adquirir por separado a un precio de 18€ o podemos adquirir el Pase de Temporada para poder jugar también a la experiencia de The Two Colonels a un precio total de 25€. Con ambos contenidos podremos disfrutar de hasta 10h nuevas de contenido, siendo aproximadamente 8 de esas horas pertenecientes al DLC de Sam. Aclarado ya este punto es hora de comenzar el análisis con el primero de los puntos, la historia.

EN BUSCA DE LA TIERRA DE LOS SUEÑOS

Como hemos mencionado este DLC nos sitúa directamente tras el final de Metro Exodus, por lo que es recomendable habernos pasado este título antes de comenzar dicha expansión. Una trama que mantiene la esencia tan característica de la saga, donde nos moveremos a través de diferentes parajes de la Rusia contaminada, pero como ya se ha realizado en este título, podremos explorar zonas más amplias pero no al nivel de amplitud que teníamos en Exodus; algo que un servidor agradece.

La trama realmente es bastante sencilla dada la limitación que supone el DLC, optando más por el realismo y dejando de lado por el momento aquellas historias sobre los mutantes denominados “oscuros”, aunque teniendo en cuenta que Artyom no es el protagonista en esta ocasión puede entenderse. Lo que vengo a decir es que no esperemos grandes giros de guión ni sucesos sobrenaturales, sino que tendremos un planteamiento muy sencillo donde a los primeros minutos de juego ya sabremos como va a acabar el DLC, quién es el villano y cual es el objetivo final que tenemos que cumplir.

Metro Exodus

 

Pero a pesar de todo esto el título sabe a la perfección mantener el peso de la trama a través de los personajes y la ambientación, porque la trama será sencilla, pero los personajes obtienen un desarrollo y una profundidad más que notable dada la duración de la expansión con personajes como Tom o el Capitán. Además incluso llega a exponernos una subtrama o misión secundaria sobre 2 hermanos que es muy cortita, pero se agradece la inclusión de este contenido para un DLC. A parte de esto, algo que me parece en este apartado que hace mejor que Exodus es el planteamiento de las diferentes misiones, ya que no tendremos que dar muchas vueltas ni recorrer largas distancias, sino que se nos irán planteando a la largo del camino que debemos hacer para iniciar la principal. De esta manera se hace un contenido interesante y de calidad sin tener que perder la linealidad que tanto bien hace a la saga Metro; por lo que en líneas generales considero que el apartado narrativo podía haber dado más de sí, pero cumple las expectativas para el fan de la franquicia.

Metro Exodus

 

¡CUIDADO RADIOACTIVO MAN!

En materia de gameplay continuamos con las mecánicas ofrecidas en Exodus y es que a pesar de que ya pasaremos todo el tiempo fuera del metro, esto no quiere decir precisamente que podamos dar alegres paseos por las praderas rusas, ya que la contaminación sigue muy presente. Por lo que en este apartado no esperéis grandes cambios ni armas nuevas, algo que me ha sorprendido, ya que uno de los puntos que mas gusto en el anterior DLC fue la importancia que se le dio al lanzallamas. Así que para este han optado por una mecánica que me ha gustado mucho como es el detector de minas, ya que la zona por la que nos vamos a mover está plagada de estos dispositivos y a través de este sensor seremos capaces de detectarlas y desmontarlas para obtener nuevos materiales. Algo que me gusta destacar en este tipo de shooters es la cantidad de opciones que nos dejan a la hora de personalizar los controles, sobre todo en consolas, permitiendo que ajustemos todos los elementos del gameplay de la mejor forma para nuestro estilo y necesidades.

En materia de vehículos utilizaremos lanchas motoras para ir accediendo a las diferentes zonas del ambiente pantanoso en el que nos encontramos para superar las grandes zonas de agua, sorprendiéndome gratamente el realismo del que han dotado a una mecánica de la que podían haber pasado por completo. Por lo que se mantiene una línea continuista, pero realmente es un apartado que no necesitaba muchas modificaciones o añadidos dado que funciona a la perfección. Pero si que me gustaría añadir que quizás en cuanto al sigilo a veces la IA se comporta de una manera un tanto extraña sobre todo en la dificultad comando que es en la que he jugado, que no está muy ajustada la dificultad básicamente. A pesar de esto, un punto que me ha dejado alucinado respecto al comportamiento de la IA es que cuando ya abandonamos el sigilo los enemigos cuentan con un movimiento para esquivar nuestras balas, y es que estos pegaran un brinco para rodar por el suelo y así evitar nuestro disparo. Esta es una mecánica que jamás había visto en ningún videojuego y que me ha dejado gratamente sorprendido al verla en un DLC.

En cuanto a lo relativo al diseño de niveles el planteamiento de la zona con diferentes tierras esparcidas en lo que podríamos considerar como un pantano me ha parecido soberbio, con una belleza inigualable y una facilidad de desplazamiento sublime. Toda la zona funciona como un ecosistema compacto en el que nos iremos moviendo hacia nuestros objetivos, siendo posiblemente la mejor zona de todas las planteadas en Exodus. Pero el problema para mi ha venido en cuanto al diseño de esas zonas de tierra, el camino funciona muy bien, pero al llegar a los sitios he notado menos calidad o al menos una ejecución de las ideas menos destacable que en el título base. Hay algunas zonas sobre todo en la parte final que si que recuperan el nivel mostrado anteriormente, pero las iniciales si que pueden llegar a resultar menos interesantes y algo repetitivas si ya habéis jugador el resto de videojuegos de la franquicia. Aunque a pesar de esto si que me parece que la tendencia de ir de menos a más en todos los sentidos es algo que le hace más bien que mal dado que lo que consigue es que nuestras sensaciones con el título vayan in crescendo hasta el desenlace.

 

LA BELLEZA DE LA DESTRUCCIÓN

En el apartado gráfico nos encontramos ante una de las propuestas más punteras que nos podemos encontrar en la actualidad y esto tiene su punto negativo dado que nos encontramos en un final de generación. Esto quiere decir que el videojuego se resiente en este apartado en varios momentos, sobre todo en la versión que hemos analizado que ha sido la de PS4 Slim, por lo que queremos creer que en la versión Pro estos problemas son menores. A pesar de esto realmente tampoco son fallos excesivamente graves ni que afecten a la jugabilidad constantemente. Simplemente se producen los habituales tirones y bajadas de fps en zonas concretas en los que se nota que el nivel gráfico del título requiere de una mayor potencia de hardware.

Pero el título como he comentado en líneas generales tiene un rendimiento bastante óptimo; donde si que rinde de forma lamentable el título es en el apartado de los tiempos de carga. Aquí debemos destacar el esfuerzo de que mientras nos desplacemos por toda la zona no habrá ni un solo tiempo de carga, pero los inconvenientes vienen cuando nos matan o cuando queremos iniciar la partida desde el menú. En el primer de los casos el tiempo puede transitar entre los 30 segundos y el minuto, mientras que para el segundo caso puede llegar a la exagerada cifra de entre 5 y 6 minutos; por lo que ya podéis ir buscando algo que hacer para esos ratitos.

 

CONCLUSIÓN, HOGAR DULCE HOGAR

Este DLC de “La Historia de Sam” no solo supone ayudar a nuestro protagonista a volver a casa, sino que también supone para el jugador la vuelta a un lugar plácido y seguro donde tantas horas hemos disfrutado. Volvemos a Metro Exodus, a centrarnos más en la linealidad y a esa esencia e identidad tan únicas que caracterizan a esta saga. Por lo que como conclusión creo que puedo recomendar al 100% este DLC y creo firmemente que en ningún momento os va a llegar a decepcionar en las varias horas de duración que presenta esta expansión.

 

Bueno

  • El ecosistema planteado es sublime
  • Sam es un notable sustituto de Artyom
  • El carisma de los personajes secundarios
  • Buena duración para un DLC

Malo

  • Tiempos de carga infernales al iniciar la partida o trás muerte
  • Pequeños tirones y bajadas de fps en ciertas zonas
8.3

Estupendo

Historia - 8
Jugabilidad - 9.5
Sonido - 8
Gráficos - 7.5
Innovación - 8.5
Con una llave espada bajo el brazo desde que tengo uso de razón. Desde entonces amante de PlayStation y de los JRPG.
Nota Media Usuarios
9.5
3 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X