Análisis de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don´t Dry

Tras varios años sin una entrega del extrovertido Larry, la última fue el remake de la primera entrega en 2013, ha vuelto ahora a nuestras consolas con importantes novedades, incluso con un renovado aspecto físico con el lanzamiento de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don´t Dry.

 

Antes de comenzar con la aventura nos enfrentamos a una serie de preguntas que sirve como control parental, entre las que se incluyen preguntas de cultura general con las que intentar determinar nuestra edad. Estas preguntas no son tan sencillas como podríamos pensar, pero tras fallar unas cuantas veces tenemos la posibilidad de saltarlas y empezar directamente con la aventura.

Nada más comenzar nos encontramos con un aspecto gráfico renovado pero respetando la estética de la saga y siendo fiel al estilo de la aventura gráfica con unos gráficos tipo cómic. Nuestro querido Larry también ha sufrido una renovación que le ha sentado bastante bien, al que especialmente le han aumentado su estatura.

El humor es uno de los grandes pilares del juego, eso sí, no es un humor que todo el mundo aguante, con chistes y comentarios subidos de tono, al igual que imágenes y edificios que nos encontramos con formas sexuales. Además, el juego también hace referencias y guiños a las anteriores entregas de la saga, las cuales los jugadores más veteranos podrán identificar fácilmente.

Ya de lleno en la aventura, nuestro objetivo es el habitual en todas las entregas, conseguir ligarnos a la chica más atractiva del juego. Sin querer destripar mucho sobre el comienzo, empezamos con Larry que se despierta en nuestra época tras años dormido y sin saber nada de la sociedad, por lo que se encuentra en un mundo totalmente tecnológico del que no sabe prácticamente nada.

En nuestro móvil encontramos aplicaciones que reconoceremos fácilmente como Timber (Tinder), Unter (Uber)… El objetivo de Larry es conseguir 90 puntos en Timber para conseguir la cita con la chica más atractiva del juego. Para ello debemos ligar a través de la aplicación con chicas y chicos para que nos den la máxima puntuación.

Según avanzamos tenemos nuevas coincidencias, y para que estos accedan a una cita con Larry nos pedirán una serie de misiones. Para resolverlas debemos observar todos los escenarios y resolver diferentes puzles que nos encontramos tanto en los diálogos como en los objetos que vamos consiguiendo.

La dificultad no es demasiado alta para los jugadores más experimentados en la saga, pero sí lo puede ser para los jugadores más jóvenes que no hayan disfrutado de anteriores entregas.

El juego cuenta con selector de idiomas, pero por desgracia no podemos elegir como audio el castellano, pero sí para los subtitulos. Tenemos la opción de elegir las voces en alemán o inglés, y los subtitulos en castellano, inglés, alemán, polaco y ruso.

Conclusión:

Leisure Suit Larry: Sweet Dreams Don’t Dry trae de vuelta a uno de los personajes más famosos de los 90 con un aire renovado que le sienta de maravilla y que se adapta a la época actual. Quizás sea algo sencillo para los jugadores experimentados de la saga, pero los guiños a las anteriores entregas y su adaptación a la actualidad lo hace un juego muy interesante para todos los usuarios.

Bueno

  • Su renovado aspecto gráfico
  • Guiños a anteriores entregas
  • Sentido del humor marca de la saga

Malo

  • Baja dificultad para los experimentados en la saga
  • Sin doblaje al castellano
7.8

Bueno

Jugabilidad - 8
Sonido - 7
Innovación - 8
Gráficos - 8
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X