Análisis: Dragon Ball Z Kakarot

¡El regreso de una leyenda al nivel de un Super Saiyan God Blue con el Ultra Instinto!

Recientemente hemos tenido la oportunidad de traeros el análisis de uno de esos juegos que tanta nostalgia nos provoca a los fans de los manganimes. Se trata de Dragon Ball Z Kakarot, la nueva aventura de Bandai Namco y CyberConnect 2, que en un principio tenía muchas dudas sobre su jugabilidad tras probarlo durante la Madrid Games Week 2019 y que me ha callado de la mejor manera posible.

Y es que tras mucha información recibida durante los últimos meses de lanzamiento del juego la verdad es que han realizado un trabajo asombroso con la obra. Muchas referencias al manganime, cuidado en las animaciones, un mundo «abierto» que funciona gracias a sus grandes mapeados, sistema de mejoras y el uso de personajes de apoyo… todos los ingredientes mezclados en una coctelera bajo el sello de ambas compañías que nos han traído de los mejores juegos basados en manganimes, siendo la referencia Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm. Pero como siempre todo puede mejorar y lo podréis comprobar durante nuestro análisis.

La historia del juego es la que ya conocemos. Desde que la saga de Radditz hasta la heroica batalla contra Kid Buu. Lo mejor de todo es la forma de contarnos la historia del juego basada en la serie de animación y es que cada vez que iniciamos un «capítulo» nos sale Shenron y el rótulo del capítulo de la misma forma que la serie. Además cada vez que acabamos con las sagas se nos hace una introducción igual de similar… un gustazo para todos aquellos fans de la serie y uno de los pequeños detalles con los que he disfrutado en gran manera durante el análisis.

La campaña principal como hemos comentado se va desarrollando a través de diferentes capítulos dentro de las sagas. Durante ellas podemos observas las interacciones de los personajes principales de la historia, ya sea a través de diálogos en estático pero con las voces de los personajes originales o gracias a cinemáticas estilo al anime. Todo ello recreándose de manera que nos haga estar dentro de la serie. Como siempre todo se desarrollará mediante combates o actividades de recolección de objetos para evitar que termine siendo repetitivo. Lo bueno es que durante todo el juego seguiremos aprendiendo diferentes mecánicas que no harán que perdamos interés durante el juego.

Entre las diferentes sagas nos encontraremos con los llamados Interludios dónde podremos escoger el personaje que queremos controlar, y los personajes de apoyo. En estos interludios tendremos la oportunidad de explorar a nuestro antojo las diferentes regiones que componen el juego y que no son pocas ni pequeñas. Por otro lado también tendremos las misiones secundarias que nos permitirán enfrentarnos a los personajes de la serie. En los mapeados también nos encontraremos con las torres de la Red Ribbon o las Naves de Freezer para poder obtener items únicos. Además a medida que vamos explorando dichas regiones podremos obtener materiales minerales, podremos pescar con una cola artificial desarrollada por Bulma para Goku y Son Gohan, participar en carreras contrarreloj con vehículos tras participar en su minijuego correspondiente en la historia…. un montón de actividades para aumentar las horas de juego en gran medida.

Ahora toca entrar en la segunda parte del análisis y la que realmente me dio miedo al probarla y es la jugabilidad. Me esperaba que fuese similar a la vista en Dragon Ball Xenoverse o su secuela pero aunque tiene ciertos parecidos la verdad es que termina siendo bastante mejorada en esta entrega. No solo por la recreación de los diferentes ataques especiales, su posibilidad de mejora mediante la obtención de orbes durante las fases de exploración, o su evolución a medida que los personajes suben de nivel o suceden ciertos momentos en la historia sino porque resultan entretenidos y tienen muchos secretos entre ellos. Uno de estos aspectos que mejor explican esta selección son los entrenamientos, tanto en los espacios preparados para ellos o la sala especial en Capsule Corp, dónde para obtener estas habilidades deberemos completar desafíos reales que pondrán a prueba nuestro poder.

Referente a las habilidades, y aquí entra un punto negativo en esta sección, es que nos encontramos algunas que están muy «rotas» o son demasiado poderosos por lo que la dificultad se reduce drasticamente ,y eso que Dragon Ball Z Kakarot no supone un gran desafío durante bastantes puntos del juego. En los combates contra jefes si que nos encontramos con grandes cambios que contra los enemigos que nos podemos encontrar durante la exploración del mundo. Y es que durante estos combates los personajes tendrán unas fases en las que deberemos esquivar sus ataques más poderosos de diferentes formas. Ya sea volando en diferentes direcciones o esquivarlos mientras se cambia la vista del combate encima de nosotros para tener una mejor perspectiva. Durante los combates contra estos personajes nos encontraremos con diálogos que darán más emoción a las batallas. Además durante la exploración aparecerán diversos enemigos con auras poderosas que si los completamos iremos descubriendo que hay alguien detrás de estas apariciones y que es una novedad con respecto a la saga.

También a medida que avancemos la historia y completemos misiones secundarias obtendremos los llamados Emblemas de Alma, unas monedas que si las colocamos correctamente obtendremos mejoras en diferentes comunidades. Por ejemplo podremos mejorar el porcentaje de éxito en las construcciones o el tiempo en el que estarán activas las mejoras por los alimentos consumidos por los personajes.

Para acabar en la parte de la jugabilidad no nos podemos olvidar de cierto personaje secundario que será esencial en esta historia. Y es nuestra querida Chi-Chi que nos preparará nuestros menús favoritos los cuales nos darán ventajas en los combates mediante bonus de ataque, salud… Un elemento que remarca que estamos ante un juego diferente a los vistos en el resto de videojuegos. En cuánto a la exploración estamos ante controles relativamente sencillos de aprender y dominar pudiendo realizar ataques de Ki para destruir elementos del escenario, detectar fuentes de energía de animales o enemigos o incluso entrar dentro de las corrientes de aire para realizar minijuegos de obtención de OrbesZ. Además como buen juego de Dragon Ball que se precie deberemos reunir las 7 bolas de dragon para obtener nuestros deseos. En este apartado debemos reconocer que muchas de las horas invertidas para el análisis en el juego han sido yendo a buscar ciertos coleccionables que nos hacen rememorar aspectos de la serie interesantes y escuchar los comentarios de Goku.

Gráficamente el juego destaca sobre algunas otras adaptaciones pero sigue conteniendo algunos fallos en las animaciones. Esto no sucede con las cinemáticas, dónde CyberConnect2 sigue haciendo un trabajo impecable, sino en el resto de momentos. Este pequeño fallo se puede observar sobretodo en los gestos de los personajes a la hora de hablar. También hay algo de crítica respecto a la recreación de algunos momentos de la serie… y es que Dragon Ball Super ha tenido mucho impacto en el juego… Nos podemos olvidar de los momentos «sangrientos» de la serie por lo menos de manera indirecta como los empalamientos… pero aún así son aspectos que en ningún momento del análisis nos han impedido disfrutar del juego.

En el apartado sonoro… impresionante simplemente tenemos que ver su galería de canciones para ver todas las que están incluidas. Desde las canciones de la serie para las transiciones entre capítulos, el opening inicial, los diálogos realizados desde cero con las voces de los personajes originales de la serie… un lujazo al alcance de la mano.

Como dato curioso la Enciclopedia Z, elemento presente en algunos juegos de la franquicia, guarda muchas referencias sobre el manganime entero. Además cuenta con una sección de Relaciones impresionante que no podéis perderos por la calidad de su diagrama… junto a algunos secretos bien guardados de la serie que podréis encontrar si completáis ciertos requisitos y que como nosotros durante el análisis lo hemos agradecido.

Conclusión

Dragon Ball Z Kakarot es una aventura que nos ofrecerá grandes dosis de nostalgia como hemos ido repitiendo una y otra vez a lo largo del análisis. Pero es que justamente ese ha sido el objetivo de lanzar este título sin contar con elementos multijugador que nos hagan desviarnos de la historia y sin cortar contenido que podría ser considerado esencial. Se han limitado a recrear la historia de Dragon Ball Z de manera similar a la vista en Dragon Ball Budokai Tenkaichi 3, por decir uno, pero dando mayor libertad a los jugadores para explorar como quieran su basto universo. Las diferentes regiones que nos podemos encontrar como la Torre de Kaito, la región montañosa dónde vivía el Abuelo Gohan… nos permitirán perdernos horas y horas disfrutando de los paisajes. Sinceramente uno de los juegos imprescindibles para todos los fans de los manganimes y sobretodo para los de Dragon Ball.

Bueno

  • Las múltiples referencias al manganime
  • La recreación de los combates más importantes de toda la serie
  • Su jugabilidad ha mejorado respecto a otras entregas
  • La Enciclopedia Z y los emblemas de alma
  • Las actividades que podremos realizar a lo largo del juego junto a las diferentes regiones

Malo

  • Los tiempos de carga excesivamente repetitivos (en una futura actualización ya confirmada se reducirán por lo menos sus tiempos)
  • La dificultad salvo en algunos momentos no supondrá un desafío importante
  • Algunas habilidades pecan de excesivo poder
  • El diseño de algunas misiones secundarias son irrelevantes y no aportan nada o son calcos de otras
  • Pierde los momentos "sangrientos" de la serie debido a la influencia de Dragon Ball Super
8.8

Estupendo

Jugabilidad - 8.5
Sonido - 10
Innovación - 8.5
Gráficos - 8
Nota Media Usuarios
2.1
5 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X