Análisis de Disintegration

Disintegration es un juego bastante peculiar, con una premisa innovadora y unas mecánicas jugables más que interesantes pero ¿Realmente merece la pena? Trataremos de responder a esta pregunta en el siguiente análisis.

¿De que trata Disintegration?

Una pregunta de difícil respuesta. Disintegration es un shooter en primera persona con toques de RTS, aunque de su jugabilidad hablaremos más adelante.

Nos pondremos en la piel de Romer Shoal, un comerciante de graviciclos, avanzados vehículos que permiten alterar la gravedad al antojo del que lo lleva. Romer deberá luchar en un futuro caracterizado por la omnipresencia de robots (explicada en el propio juego mediante cinemáticas) contra el malvado Rayonne, que pretende reducir a cenizas a la raza humana. La trama de Disintegration, si bien cuenta con algunos clichés, es uno de los puntos fuertes del juego, pues no esconde su voluntad por hacer reflexionar al jugador acerca de temas siempre complejos como la guerra o la política. Sin llegar a entrar en spoilers, considero, personalmente, que es atrevida y valiente para un juego de estas características, pues, por norma general, los shooters deciden centrarse en la jugabilidad y no en la narrativa aunque, por supuesto, no siempre ocurre así. Disintegration es uno de estos casos.

Disintegration' Wants To Be The Future Of The First-Person Shooter

La jugabilidad, su mayor aliciente

Si hay algo que hace único a este título es su jugabilidad. Romer está equipado con un graviciclo que le permite una amplia movilidad. La alteración gravitatoria y sus efectos en el gameplay son más que satisfactorios. Con el graviciclo podemos impulsarnos de forma rápida hacia los enemigos y movernos de arriba a abajo sin la necesidad de tocar el suelo. El graviciclo nos permitirá jugar de forma más agresiva o defensiva, además de convertir los tiroteos en un elemento mucho más dinámico. Respecto a las armas, a pesar de que han sido creadas en exclusiva para el videojuego, son bastante reconocibles dentro del mundo de los shooters, aunque en este análisis no desvelaremos ninguna para no destripar el contenido del juego. Por último, tenemos la faceta RTS del juego, que añade una agradable capa de profundidad a los tiroteos. Romer puede comandar a soldados controlados por la IA, darles órdenes de ataque, dirigirlos hacia un lugar concreto o echar mano de las habilidades de las tropas para vencer a los enemigos.

Disintegration Beta Test Dates Revealed for End of January

Gracias a la combinación de los disparos en primera persona con su vertiente RTS, los tiroteos se vuelven complejos, con cierto punto de dificultad pero también divertidos. En ningún moment Disintegration nos obliga a centrarnos en una de sus variantes, el Shooter tradicional o la estrategia RTS, sino que permite que juguemos a nuestro gusto, escogiendo nuestro propio estilo de juego. Lo más probable es que acabéis usando ambas posibilidades de juego, combinándolas y adaptándolas a vuestras necesidades durante las partidas. La permutancia de registros jugables es la mayor seña de identidad de Disintegration y lo que le hace destacar por encima de otros juegos con el mismo planteamiento.

Lo poco gusta, lo mucho cansa

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Aunque su propuesta de juego resulta llamativa y rompedora en un principio, termina haciéndose muy repetitiva, y eso que la campaña no es especialmente larga (Entre 7-10 horas según la dificultad). Las misiones cuentan con diversos objetivos, pero son simples y suelen traducirse en limpiar una zona de enemigos, activar algún mecanismo o desplazarse de un punto a otro. En torno a la mitad del juego empezaremos a notar una sensación de repetición en sus mecánicas que nos acompañará hasta el final del título. La falta de variedad es un auténtico lastre, que consigue empañar el resultado final de Disintegration, un juego con muy buenas ideas, pero que se ven diluidas por una excesiva saturación en el aspecto jugable.

Apartado gráfico y sonoro

Sin llegar a ser malo, tampoco podemos decir que Disintegration destaque en el apartado técnico. El apartado gráfico es funcional y, si bien tiene algunos efectos y partículas destacables, el resultado global es poco más que competente. Algo parecido ocurre con la música y los efectos, que no pasan de ser un mero acompañamiento de las misiones. Os sonarán bien cuándo juguéis pero los olvidaréis a los cinco minutos de apagar la consola. En definitiva, podemos decir que cumple en este apartado, pero sin mucha solvencia.

Disintegration Release Date Announced For June – Knowing Everything

Multijugador

El multijugador cuenta con diversas modos donde podremos liarnos a tiros con otros jugadores. Son los de control de zonas, extracción y recolección. Cada uno de estos modos explota las diferentes formas de jugar que tiene Disintegration y pone a los jugadores a competir entre sí con unas reglas específicas. Por ejemplo, en el modo de control de zonas no podremos usar los graviciclos, solo las tropas de a pie, lo que hace que sus partidas sean pura estrategia. Ocurre lo mismo con recolección y extracción, ya que en el primero deberemos aprovechar los graviciclos y su movilidad para recoger cerebros, mientras que en el segundo ofrece un combate abierto entre defensores y atacantes, a la vieja usanza, donde deberemos usar todo nuestro arsenal. El multijugador es una de las grandes bazas de Disintegration debido, principalmente, a la variedad que ofrecen las partidas en línea.

Conclusión

Para concluir el análisis, podemos afirmar que Disintegration es un juego con múltiples virtudes, pero también errores que consiguen opacarlas. La sensación de repetición es el gran fantasma de este juego, un fantasma al que ni siquiera una jugabilidad inteligentemente planteada logra batir, por desgracia. El multijugador es otro cantar, donde el dinamismo de sus partidas le hace sumar varios puntos. En definitiva, podemos afirmar que Disintegration no es un mal juego, ni mucho menos, pero con el potencial de sus ideas podría haber sido mucho más.

 

 

Bueno

  • La jugabilidad y sus variantes
  • La trama principal
  • El multijugador

Malo

  • Repetitivo en exceso
  • Gráficos y sonido un poco simples
6.4

Justo

Jugabilidad - 7.5
Sonido - 5.5
Innovación - 7
Gráficos - 5.5
Avatar
Enganchado a las consolas desde que tengo uso de razón. Siempre fui de play y soy excesivamente fanboy de God of War, Kojima y Star Wars, no precisamente en ese orden.
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas