Análisis de Crash Team Racing Nitro-Fueled

Uno de los juegos más esperados era el remake de Crash Team Racing, y Beenox nos lo trae veinte años después del lanzamiento del juego original. Ahora podemos volver a disfrutar de grandes carreras de karts con Crash y sus compañeros al volante.

Para comenzar disponemos del modo aventura, clásico modo para disfrutar en solitario que nos lleva a través de diferentes carreras por distintas zonas. Antes de poder acceder a la siguiente zona nos enfrentaremos en una carrera a un jefe final.

Además de ganar las carreras, podemos repetir los circuitos para conseguir las diferentes reliquias y fichas crash team racing. Para conseguir las primeras debemos acabar la carrera antes del tiempo indicado, y nos encontramos con cajas que nos darán segundos adicionales para poder conseguirlo. En el caso de las fichas debemos conseguir un número de cristales repartidos por el mapa antes de que se agote el tiempo indicado.

También nos enfrentaremos a diferentes jefes finales, como hemos indicado anteriormente, en duelos cara a cara en los que nos va tirando diferentes elementos para intentar retrasarnos.

Como es habitual, disponemos de varios modos de dificultad: fácil, normal y difícil. Aquí es donde hemos encontrado uno de los problemas. Si bien el modo fácil es bastante sencillo, en el modo normal llega un momento que la dificultad puede ser elevada, por lo que no está bien compensado. Además de estos, también contamos con el modo Nitro-Fueled, el cual es en dificultad normal pero sin la posibilidad de cambiar de personaje durante nuestra aventura.

Algo a destacar es la configuración de botones, la cual continua sigue siendo la misma que en el juego original. La conducción en general también es bastante buena, aunque en los derrapes si encontramos algunos errores, los cuales son difíciles de sacar ventaja de ellos, al igual que conseguir encadenar los tres turbos consecutivos posibles, los cuales es complicado saber cuando lo estás realizando correctamente.

La salida es importante, pero también lo es el momento de los saltos, donde debemos pulsar el botón justo en el momento para poder impulsarnos y salir a máxima velocidad. Los ítems juegan un papel fundamental, pero aquí nos debemos a la suerte, y es que hay una buena variedad de ellos (cohetes, escudos, cajas TNT….), y pueden hacer que ganes o pierdas una carrera hasta en la misma línea de meta.

En cuanto a los circuitos encontramos una gran variedad y para todos los gustos. Circuitos largos, cortos, en la playa, en una pirámide…. Además de nuestros rivales, estos circuitos también nos ponen obstáculos para intentar que no acabemos en primera posición. En total contamos con 32 circuitos, todos ellos con una gran fidelidad a los originales, y entre los que encontramos circuitos de Crash Team Racing, Crash Nitro Kart y Crash Tag Team Racing.

En cuanto a los pilotos contamos con un total de 25, los cuales están divididos en varias categorías: principiantes, intermedio y avanzado. Además, tanto circuitos como pilotos se irán aumentando de manera gratuita gracias al denominado Grand Prix.

El juego cuenta con una gran variedad de personalización. Podemos cambiar la carrocería, ruedas, pegatinas… pero nada de esto afecta al rendimiento del kart. Los personajes también cuentan con diferentes aspectos. Todo esto se desbloquea compitiendo, al conseguir un número de victorias, un número de reliquias o con moneda del juego, lo que es de agradecer y le da rejugabilidad.

Además del modo aventura, también contamos con otros modos. Entre ellos tenemos el modo torneo, el ya clásico contrarreloj y el modo batalla. Un gran acierto, y que cada vez se ve menos, es la posibilidad de jugar a pantalla partida hasta cuatro jugadores.

También cuenta con modo online, en el que disfrutamos de carreras para hasta ocho jugadores. En este modo lo que si echamos en falta es un ranking.

Visualmente es una maravilla, realizado todo desde cero pero manteniendo la esencia del juego original, con una gran iluminación y el juego funciona con una gran fluidez.

En cuanto al apartado sonoro podemos comprobar como están todas las canciones del juego original, pero realizadas también desde cero con nuevos instrumentos y mejor calidad. Además, viene completamente doblado al castellano.

Conclusión:

Crash Team Racing Nitro-Fueled era uno de los mayores reclamos de los jugadores, y cumple con lo esperado manteniendo la esencia del juego original pero realizado desde cero para la actual generación. Encontramos puntos flojos como una dificultad algo desequilibrada o los derrapes, pero en general en un juego totalmente recomendable.

Bueno

  • Número de pistas y pilotos
  • Gran fidelidad al original
  • Todo el contenido es gratuito

Malo

  • Sistema de derrapes
  • Dificultad desequilibrada
8

Estupendo

Jugabilidad - 8
Sonido - 8
Innovación - 7
Gráficos - 9
Nota Media Usuarios
8.9
15 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X