Análisis de Call of Duty: Modern Warfare

Cuando hablamos de los mejores títulos dentro del género shooter, podemos pensar en Quake, Doom, Battlefield, y muchos más. Sin embargo, en el año 2003 surgió una nueva franquicia de manos de Infinity Ward, y lo que no sabían en aquel momento es que estaba destinada a ser una de las sagas de videojuegos más exitosas de la historia. Han pasado muchos años y, como cualquier saga, ha tenido numerosos altibajos (títulos mejores y otros peores). También han recibido críticas proveniente de los fans con prácticamente todos los juegos que han salido en los últimos años, por distintos motivos y que pueden ser más o menos «correctos». Para algunos, la saga lleva en declive muchos años y esperan que, por fin, en 2019 vuelva a resurgir. En este análisis os hablará alguien que ha jugado mucho a esta franquicia, así que os explicaré si Call of Duty: Modern Warfare es el Call of Duty que todo el mundo lleva años esperando.

call of duty: modern warfare

Historia

Para muchos, es la parte del juego que más incidía en la decisión del usuario a la hora de comprar la nueva entrega. Si los más recientes Call of Duty recibieron fuertes críticas de cara a su campaña (e incluso en algunos casos no se hablaba apenas de la campaña o directamente no había modo historia como pasó en Black Ops 4), imaginaos la reacción de los fans al ver que Infinity Ward iba a apostar fuerte por, primero, volver a lo clásico, a lo que todo el mundo amaba de la saga en sus mejores años (y vaya años) y, segundo, ofrecer una campaña con una gran carga argumental, grandes momentos, una historia que hiciera que nos sintiéramos totalmente dentro de ella. Los seguidores del FPS esperaban mucho, pero estas esperanzas pendían de un hilo.

Primero nos pondremos en situación. Nosotros encarnaremos a dos personajes: Garrick Alex. Ambos luchan en situaciones distintas. Por un lado, Garrick irá acompañado del capitán Price (a los mayores fans de la saga, este hombre les creará una nostalgia brutal), mientras que Alex acompañará a Farah, una rebelde perteneciente al país ficticio llamado Urzikstán, donde ocurre la mayor parte de la historia, La cuestión es que hay una guerra subsidiaria entre los Estados Unidos y sus aliados y Rusia y los suyos. Y en cuanto a historia tampoco contaré nada más porque, por un lado es breve (aunque suficiente, en un momento explicaré el tema «duración»), y por otro, está cargada de momentos que mola (y mucho) ver por ti mismo y vivirlo.

call of duty: modern warfare

Aquí es donde entra mi opinión sobre si el estudio ha conseguido que por fin un Call of Duty vuelva a brillar no solo por su multijugador sino por su campaña. Y, para mí, puedo decir que sí. La trama es realmente sólida, no es dispersa, los personajes tienen mucho carisma (algo de lo cual, me atrevo a decir, carecen muchos títulos exitosos recientes), y hay muchos momentos memorables. Vuelve a enseñar la crudeza de la guerra, pero lo mejor es que consigue hacer que te sientas en ella. Con respecto a los personajes, vemos que hay tramas con ellos que hacen que los protagonistas estén más «en contacto» con ellos, más unidos, podríamos decir. Esto ayuda a que la campaña sea realmente buena. Como dije antes, es corta, un total de 11 episodios, pero no es algo negativo, porque es es una historia que, tal y como yo recuerdo que me pasaba en el primer Modern Warfare o en Black Ops 2, es muy rejugable. No es por tema de coleccionables, es simplemente por ser buena. Por otra parte, hay que mencionar que la historia es para adultos, y con esto me refiero a que hay muchos niveles donde vemos atentados multitudinarios, torturas, muertes civiles… y son escenas muy crudas, capaces de dejar mal cuerpo a cualquier jugador, tal y como me ha pasado a mí.

call of duty: modern warfare

Jugabilidad

Centrándonos en la parte de la que más hay que hablar del juego, lo dividiré en dos partes. Primero hablaré de lo que nos encontraremos en el modo multijugador, el que para muchos es lo más interesante del juego, y luego hablaré del modo operaciones especiales.

Multijugador

Una de las críticas que ha recibido la saga Call of Duty, y no solo en los últimos años, sino siempre, es la de «es más de lo mismo, nunca innovan en el juego». Sin embargo, cuando se inclinaron hacia escenas futuristas tras Modern Warfare 3 muchos criticaron todo el polémico tema de las armas láser, correr por las paredes, los saltos con jetpacks, etc. Y aquí puedo decir que Infinity Ward ha tratado de hacer un poco de uno y un poco de otro. Tal y como dije hace unos párrafos, han intentado volver a lo clásico… pero claro, algo había que cambiar. Y es que hay ciertas mecánicas de lo más clásicas dentro de la saga que han sido modificadas o alteradas. A todo esto hay que añadirle que Activision parece estar escuchando las opiniones de los usuarios y quizá sigan cambiando algunos aspectos del juego para, o bien volver a lo clásico, o bien modificarlo y mejorarlo más aún. Un ejemplo es el de las primeras betas donde no había minimapa, algo que molestó (y con razón) a todos los fans, pero la distribuidora reaccionó rápido.

call of duty: modern warfare

Dentro del modo multijugador, hay varios modos. Por un lado, podremos jugar partida rápida y nos buscará una partida cuyo modo de juego esté entre los 5 que hay dentro de ese modo, aunque podemos hacer que filtre los modos por si solo nos apetece jugar uno concreto (están duelo por equipos, dominio, buscar y destruir, cuartel general y ataque cibernético, donde habrá una bomba PEM en algún punto neutral del mapa donde ambos equipos deben recogerla y quien lo consiga tiene que plantarla en la base enemiga, sin que los jugadores revivan después de morir, aunque sí que podemos reanimar a nuestros compañeros). A día de subir este análisis, podemos filtrar entre duelo por equipos y dominio de 6v6 o si queremos de 10 o 20 jugadores, algo que no se podía elegir en el lanzamiento del juego. Después podemos jugar otros modos de juego también como Tiroteo (2v2), Guerra Terrestre (equipos y mapas grandes con vehículos), Contra Todos.

Centrándonos en los clásicos como Dominio o Duelo por Equipos, hay ciertas cosas que cojean con respecto a las anteriores entregas. Eso sí, esto afecta sobre todo a los que estaban acostumbrados a jugar los otros títulos de la saga, así que si eres nuevo quizá no te veas tan afectado por esto. Y es sobre el minimapa, algo que algunos sabréis si habéis visto las últimas betas. Otros tantos también sabréis que el minimapa siempre ha sido algo fundamental en la saga ya que te ofrecía muchísima información de lo que ocurría a tu alrededor, actuando como un tercer ojo para tu personaje, ya que cuando los enemigos disparan (si no llevan silenciadores), aparecen marcados en el minimapa. Si controlabas esto, tenías muchas posibilidades de ser un buen jugador. Sin embargo, esto ahora no ocurre, es decir, no aparecen los enemigos al disparar, y la única forma de verlos en el minimapa es mediante rachas de bajas como el UAV (de las cuales hablaré poco después). Sin embargo, sí que hay cierta parte de la interfaz del usuario que reacciona a los disparos de los enemigos, y es que en la parte superior de la pantalla han puesto una brújula, algo muy común en los juegos actuales, y ahí si que podemos ver marcados los disparos de los enemigos (pero, siendo sinceros, no es lo mismo que en los minimapas ya que no ves el punto exacto donde están).

Dentro del modo multijugador podremos personalizar nuestras clases, algo clásico de la saga. en esta ocasión se llama armamentos, y podemos elegir un arma principal, una secundaria (cada una con sus accesorios como miras, culatas, boquillas, empuñaduras…), equipamiento letal y táctico (granada y granada aturdidora, por ejemplo) y hasta 3 ventajas, que nos ayudarán en el combate de distintas formas (por ejemplo, fantasma, que hace que no aparezcamos en el radar enemigo). Aquí se inclina la balanza a favor de Infinity Ward ya que han conseguido un gran equilibrio en las armas, algo que no pasaba en muchas de las últimas entregas, y esto hace que sean muy adaptables al gusto de cada jugador. A esto se le suma algo que me ha gustado bastante, y es que en mitad de la partida puedes no solo cambiar de armamento, algo normal en la saga, sino cambiar los accesorios específicos de tu arma (por ejemplo, llevas un fusil de asalto con una mira de poco alcance en un mapa bastante grande, puedes cambiarla a otra de largo alcance en cualquier momento de la partida). No tenemos todas las armas desbloqueadas desde el principio, sino que las vamos adquiriendo subiendo de nivel, al igual que los accesorios y los camuflajes los adquirimos usando el arma y realizando ciertos logros con ese arma específica.

Dentro de lo que podemos llevarnos a cada partida, están las rachas de bajas, las cuales están divididas en distintos grupos dependiendo de cuantas bajas necesitemos hacer para conseguirlas. Solo podremos escoger tres rachas para nuestra partida, como de costumbre, pero nos limitaremos a solo escoger una por cada grupo de los que he mencionado antes (por ejemplo, no podremos llevar a la vez un UAV y un paquete de ayuda ya que para conseguir ambas son necesarias el mismo número de bajas). Esto consigue que el equipo, sobre todo si juegas con amigos, lleve distintas rachas para combinarlas y usarlas cuando sean necesarias.

Ahora hablemos de los mapas, algo que ha sido de lo más polémico del juego, y creo que con razón. Hay algunos cuyo diseño está realmente bien, pero en otros casos nos encontramos con mapas con un diseño que deja bastante que desear, y creo que en este tema siguen siendo los mejores los chicos de Treyarch. Un claro ejemplo es algo que se ha comentado mucho durante la beta, y es que hay ciertos puntos en esos mapas donde los enemigos pueden estar en 10 sitios diferentes apuntando a la calle o puerta de la cual has salido, algo que es muy negativo e injusto de cara a cualquier jugador, y esto crea frustración. Y aquí entra otra característica que ha sido igualmente polémica y que también podrían trabajar algo más en ello. Hablo de los respawns, es decir, los distintos puntos del mapa predeterminados para que un jugador pueda reaparecer tras morir. En los Call of Duty clásicos, tener controlados los respawns era muy importante ya que te podía dar información de dónde estaban o no reapareciendo los enemigos y por dónde te podían venir Sin embargo, en esta ocasión, me he encontrado con casos muy aleatorios que crean tanto confusión como frustración. A pesar de que en ambientación son geniales, el diseño de los más de 20 mapas (exceptuando 4 como mucho y los de 2v2) es algo fatal para el juego; en el multijugador es en el modo de juego donde más tiempo pasarán los usuarios y que el diseño cree tantas frustraciones puede provocar un desenlace fatal al juego en cuanto a críticas.

También podemos encontrarnos con desafíos diarios y con otros preestablecidos desde el principio que nos dan experiencia o incluso armas para la armería (esto son armas con ciertos accesorios equipados a las cuales tenemos acceso sin haberlas desbloqueado con anterioridad).

Spec Ops

Este es el otro gran modo de juego además de la campaña y el multijugador de Call of Duty: Modern Warfare. Aquí podemos hacer frente a ciertas misiones que no son precisamente breves ni fáciles y que incluyen un poco de historia que no tiene nada que ver con la campaña, donde nosotros y hasta 3 compañeros más tenemos que cumplir una serie de objetivos en mapas grandes y yendo de un sitio para otro. A lo largo de este rato de aventura, tenemos que hacerle frente a numerosas oleadas de enemigos.

Por el momento hay cuatro operaciones disponibles, además de operaciones clásicas y el modo supervivencia, el exclusivo temporal de PlayStation 4. Es un modo que sustituye a los clásicos zombies presentes en multitud de entregas y que es muy divertido de cara a jugar con amigos, aunque jugando con desconocidos puede hacerse bastante caótico. Por cierto, también tenemos acceso a nuestro nivel y a nuestros armamentos que podemos personalizar y llevarnos a la operación.

Gráficos

A mí me ha sorprendido muy gratamente cómo se ve el juego, especialmente en la campaña. Se nota una barbaridad el nuevo motor gráfico, la iluminación es magnífica, las texturas… Eso sí, he sufrido algún que otro tirón de frames pero muy puntuales. Pero me quedo sobre todo con las animaciones. Están muy, pero que muy cuidadas, son totalmente inmersivas porque se sienten muy realistas, y es una gozada ver cada recarga de arma, el movimiento de las piernas del personaje al correr o deslizarse… La verdad es que se han preocupado mucho por trabajar bien este aspecto. Además, los Modern Warfare siempre tenían tonos muy apagados en cuanto a ambientación, y aunque aquí conserva un poco de eso, es mucho más vivo y hace que entre muy bien por la vista, uno de los motivos que han hecho que me enganche a este Call of Duty, junto con el siguiente.

Sonido

Este es otro aspecto que destaca enormemente en el juego. Es el más inmersivo de toda la saga, y la calidad de sonido de los disparos (que además depende del accesorio que tengamos puesto en el cañón, y hay muchísimos por cada arma), cómo suenan sus recargas, las pisadas en cada terreno… Todos los sonidos son muy realistas y de muchísima calidad, aunque a veces cueste un poco distinguir cuándo tenemos enemigos en el piso de arriba o abajo o en el nuestro, pero por lo demás es impecable. Eso sí, el doblaje a castellano no está nada mal exceptuando el doblaje del personaje Kate Laswell, doblada por la actriz Najwa Nimri, deja muchísimo que desear, e incluso me atrevo a decir que está al nivel del polémico doblaje de Control.

Conclusión

Entiendo que para muchos Call of Duty: Modern Warfare tenga las suficientes carencias con respecto al resto de la saga como para no comprarlo. Poniendo las cartas sobre la mesa, la campaña es bastante buena, breve, divertida y con muy buena trama y buenos personajes, muy cruda, tal y como dije antes, y muy inmersiva. La jugabilidad es fascinante, las animaciones, la cantidad de accesorios para las armas y el equilibrio de las mismas, el modo cooperativo está también muy bien, pero el multijugador tiene una fuerte carencia: los mapas. El diseño de CASI TODOS los mapas te hace pasar muy malas pasadas y muchos momentos de frustración, y si a esto le sumas el hecho de no poder ver a los enemigos en el minimapa al disparar, es muy frustrante. Sin embargo, es por otro lado muy adictivo, y podría concluir con que es un muy buen Call of Duty. Tiene cosas que mejorar, pero creo que Activision está escuchando a sus seguidores y pueden mejorar cada vez más el juego, y un claro ejemplo es su gran éxito en ventas por el momento. Y en general, creo que la entrega de este año merece mucho la pena por su campaña, sus gráficos, su sonido y sobre todo su impecable jugabilidad. Os invitamos a ver parte de esa genial característica del juego en nuestro último vídeo.

Call of Duty: Modern Warfare

Bueno

  • Por fin llega la vuelta de una buena campaña
  • Gráficamente es espectacular
  • Una jugabilidad impecable, vertiginosa y muy sólida
  • El sonido es tan bueno que consigue hacer que te metas de lleno en el juego
  • Armas muy bien equilibradas y con una gran multitud de accesorios para elegir

Malo

  • El diseño de algunos de los mapas deja bastante que desear
  • Los respawns de los mapas a veces son muy aleatorios
9.3

Asombroso

Jugabilidad - 9
Sonido - 10
Innovación - 8
Gráficos - 10
Nota Media Usuarios
9.6
7 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X