Análisis de Apex Legends

El fin de semana saltaba el rumor, Respawn Entertainment lanzaría el mismo lunes 4 de febrero un Battle Royale de la saga Titanfall. Un rumor que se confirmaba a medias el propio día 4. Era cierto que el estudio iba a lanzar un juego Battle Royale, pero que, finalmente, no formaría parte de la saga Titanfall, ya que, aunque sí que guarda ciertas similitudes con el mismo, se distancia en varios puntos de la IP principal del estudio, siendo la diferencia principal la inexistencia de los titanes.

Como siempre que llevo a cabo un análisis creo que es importante “presentarme”, explicar brevemente cual es mi relación con el título o género a analizar, y más aún, tratándose de un juego Battle Royale, una categoría que está en auge a día de hoy. Hasta el momento antes de jugar Apex Legends había tenido la oportunidad de probar varios juegos del género, como el 99% de los jugadores Fortnite, además pude jugar durante varios días el modo Blackout de Black Ops IIII, así como Warface, Realm Royale y H1Z1. Debo decir que ninguno de los juegos anteriormente citados me conquistó, Fortnite al principio, lo jugué los primeros días, me pareció un juego que podía ser interesante, pero creo que necesita demasiada dedicación para poder jugarlo realmente bien y equipararte a la calidad de juego que hay hoy día, Blackout me parecía una propuesta interesante, pero tenía un cierto trasfondo, con demasiado loot diferente y un movimiento un poco lento para un mapa tan grande que lastró mi experiencia, mientras que los otros 3 juegos apenas jugué un par de partidas ya inmerso en la dinámica de que el Battle Royale no era lo mío, aun así, Realm Royale me pareció una propuesta interesante y con alguna mecánica distinta a los demás, como las distintas clases, la forja o la autoreanimación que hicieron que pudiera plantearme jugar un poco más. Así, tras esta experiencia llegué a Apex Legends y, de modo totalmente subjetivo, puedo decir que ha sabido “picotear” las mejores características de cada uno de los anteriores para crear un juego casi excelente, obviamente tiene sus carencias.

Aunque vamos a comenzar con sus virtudes. La primera de ella es que es un juego muy accesible, que favorece la adaptación al mismo. El sistema de loot, al igual que todo tiene distintas calidades en sus objetos (las armas son de una sola calidad) pero todo se hace de forma muy rápida una vez que comprendes su sistema de colores. Dentro de los objetos que podemos encontrar están las armaduras, cascos, botiquines, explosivos, recargas de escudo, mochilas, partes de armas y algunos potenciadores. Si encuentras objetos de mayor calidad de los que ya tienes todo se sustituye automáticamente cuando coges el del suelo, si por ejemplo cambias un arma por otra, a la hora de soltar el arma sueltas también la munición correspondiente, así como sus accesorios. Algo que favorece la gestión del inventario de forma notable, además, si queremos deshacernos de algo en concreto, pulsando el botón options accedemos al inventario y con solo dejar pulsado el botón cuadrado sobre dicho objetos nos desharemos de ellos de forma rápida.

Otro punto a favor del título es el movimiento y el tamaño del mapa. El mapa cuenta con un tamaño moderado en extensión, pero con mucha verticalidad y con distintas zonas de ambientación. Uno de los aspectos que más desanimó a la comunidad cuando recibió el juego es que, para ser de los creadores de Titanfall, le faltaban varias características del mismo, como correr por las paredes y el gancho. Si bien es cierto que esas dos características hubieran favorecido aún más la velocidad de movimiento, tampoco se echan demasiado en falta ya que el deslizamiento y los saltos son bastante rápido, así como tenemos la opción de elegir al héroe Pathfinder, que dispone de gancho, o la opción de enfundar nuestras armas para así correr de una forma más rápida. Además, por el mapa hay dispuestos una serie de tirolinas y unos globos aerostáticos, dichos elementos se encuentran anclados al suelo por una cuerda a la que podemos engancharnos y subir de forma muy veloz hasta la zona superior de los mismos para salir volando a zonas más o menos alejadas.

Y continuando con el vuelo, podemos ve otro de los aspectos en los que Apex Legends aporta algo nuevo, la entrada al escenario. A día de hoy solo dispone de un modo de juego de 60 jugadores que se enfrentan en equipos de 3. Un problema imporatante que puede encontrarse a la hora de comenzar una partida de equipo, sobre todo para los jugadores más novatos, es que haya descoordinación en el salto inicial y que cada miembro termine en una zona distinta del mapa. Para evitar eso, se dispone de un sistema de salto conjunto. Se selecciona al azar un capitán de salto, así que cuando este salte arrastra consigo al resto de miembros y en una formación en la que el líder va situado en medio y sus compañeros a los lados, caen juntos a la misma velocidad para evitar la dispersión de los jugadores al caer. Hay que aclarar que si se quiere rechazar esta forma de salto puede hacerse antes del mismo o incluso mientras se está cayendo para así, aunque se caiga en la misma zona, caer cada uno en un lugar concreto distinto.

El desarrollo de la partida transcurre de la forma tradicional, se selecciona una parte circular en el mapa que se convertirá en la zona segura, para así ir reduciendo el mapa y provocar el encuentro de los jugadores hasta que solo quede un equipo en pie. Aun así se añaden pequeños detalles que facilitan la forma de jugar y la comunicación entre los compañeros. El primero de ellos es que los propios personajes tienen un sistema de comunicación que complementa la forma de jugar aunque sea por pequeños detalles. Uno que, a mi parecer, es bastante útil es cuando el círculo comienza a cerrarse o cuando se muestra una zona segura nueva y es que se escucha una frase que te indica tu ubicación, si deberías moverte ya hacia la zona segura o si estás ya en ella y puedes aguantar ahí.

Por otra parte nos encontramos con una opción que no permiten otros juegos del género, la reanimación de los compañeros muertos. No hablamos en esta ocasión de que un compañero haya quedado tumbado en el suelo y podamos “curarlo” sino que una vez muerto nuestro compañero, tendremos 90 segundos para ir a la caja que dejan los jugadores cuando mueren y coger su bandera. Con la bandera podremos ir a unas de las balizas de reanimación, marcadas en el mapa, para así usar dicha bandera para reanimar a nuestro compañero. Esta característica hace que morir no significa que sea el final de la partida, por lo que, normalmente si tu equipo consigue ganar el enfrentamiento podrá recuperar tu bandera y reanimarte (eso sí, con tu inventario vacío), haciendo que la muerte sea menos frustrante que en otras ocasiones.

Otra de las características es la opción de marcar rápidamente pulsando el botón R1, podemos marcar una zona, un enemigo o algún objeto para que lo vea el resto del equipo. El único problema de esta situación es que se hace en detrimento de dicho botón para lanzar granadas y explosivos, teniendo que pulsar la cruceta hacia la izquierda para seleccionarla y el botón de disparo para lanzarlas.

Ahora bien, queda por analizar uno de los puntos más importantes del juego, los héroes y el armamento. El apartado de las armas es bastante sencillo, disponemos de:

  • Pistolas
  • Rifles de asalto
  • Ametralladoras ligeras
  • Rifles de precisión
  • Escopetas
  • Revólveres
  • Subfusiles

En la partida podremos llevar dos armas a la vez, por lo que aquí cada uno deberá elegir qué tipo de armas se adecuan más a su situación en la partida y a su forma de juego. Por otra parte, al comienzo de la partida se elige un orden aleatorio de elección de los héroes entre los miembros del equipo. Hay un total de 8 héroes, aunque 2 de ellos deben desbloquearse o con dinero real o con la moneda del juego que conseguiremos subiendo de nivel. Más adelante trataremos el sistema de desbloqueos y micropagos que incluye el juego, ahora vamos analizar a los distintos héroes. Nos encontramos con varias clases de los mismos, aunque por esta parte no hay nada nuevo, los ofensivos, los defensivos, exploradores y la clase médica, cada uno de los 8 héroes tendrá una habilidad pasiva, una activa y una actividad definitiva, conocida normalmente como ulti, que los diferencia del resto. Por citar algunas de ellas tenemos el gancho, una máquina que cura a los compañeros, una zona de escudo o una granada de humo entre otras. Mientras que entre las ultis encontramos bombardeos de zonas, instalación de tirolinas o una mejora del movimiento y detección de los enemigos. Tanto unas como otras se recargarán con el tiempo, necesitando la habilidad activa de segundos y la otra de más tiempo. Al igual que las armas debemos adaptarnos a la situación y, al no poder elegir todos los miembros del equipo el mismo héroe, el juego nos fuerza a aprender a jugar como mínimo con 3 de los distintos héroes del juego.

Ahora sí, hay que recordar que el juego es gratuito y, como pasa en estas ocasiones, los estudios buscan recibir beneficios por otras fuentes. En esta ocasión se pueden comprar con dinero real diversos elementos cosméticos, así como dos de los héroes del plantel que aporta el juego. Estos dos héroes son los únicos elementos que pueden impactar en la jugabilidad que se pueden comprar con dinero real, a un precio de 7.50 €, aunque también pueden ser desbloqueados a cambio de 12.000 unidades de la moneda del juego, que se consigue 600 por cada subida de nivel, por lo tanto habría que subir 40 niveles para poder adquirir ambos héroes. Por otra parte, los elementos cosméticos que van rotando en la tienda pueden adquirirse de varias maneras. La primera de ellas es comprándolas a un precio de 1.80 €, en cambio, si no queremos pasar por caja, tendremos la oportunidad de conseguirlas abriendo packs apex, que se consiguen subiendo de nivel (1 pack por cada nivel que subamos) o comprándolos a un precio de 0.10 € cada pack, finalmente, la última posibilidad para conseguirlos es que dentro de estos packs iremos obteniendo metales de fabricación, que nos permitirán, desde dentro del menú de armas, fabricar el aspecto concreto que queramos. Así, un buen sistema de obtener beneficios con un juego gratuito sin afectar a la jugabilidad.

Finalmente, dentro del aspecto técnico del juego vamos a analizar brevemente 3 puntos. El primero de ellos es el apartado gráfico, si bien el juego no es ningún portento, tras descargar las texturas HD (el juego las descarga más tarde para que puedas jugar antes) se ve bastante bien, tanto los héroes como los escenarios, pero si te acercas en exceso a las paredes o el suelo sí se pueden ver texturas planas. Por otra parte el apartado sonoro es excelente, tanto las armas, como la, citada anteriormente, interacción de los personajes para avisarnos de lo que ocurre en cada momento (en inglés subtitulado) consigue una buena inmersión si llevamos los auriculares puestos. Además, como suele ser importante en estos casos, el sonido de los pasos, disparos y localización de los mismos nos ayuda a detectar peligros o enemigos que tengamos cerca. Finalmente, un punto relacionado con el anterior es el sistema de armas, si bien el aspecto es muy parecido a muchas de las armas que vimos en la saga Titanfall, el sonido y funcionamiento de las mismas es bastante bueno, cada arma es diferente y podemos notar como si estuviéramos disparando realmente y como cada arma es distinta, no solo por el tipo de la misma, sino por la munición que usa.

CONCLUSIÓN

Apex Legends es una de las grandes sorpresas de este inicio de año. Hay que recordar en todo momento que es un producto gratuito, que a menos que quieras elementos estéticos puede jugarse perfectamente sin abrir nuestra cartera. En el aspecto técnico, a pesar de no ser de lo más puntero que podemos encontrarnos hoy día, cumple con creces y en el aspecto jugable es un juego sencillo, que favorece la inclusión de nuevos jugadores, característica que puede faltar en otros títulos como, sobre todo, Fortnite, el gigante del género. Desde mi humilde opinión, creo que un jugador que entre a Apex Legends dentro de varios meses va a necesitar un periodo de adaptación mucho menor para Apex Legends que para otros juegos del género.

Nos queda ver cómo evolucionará el título, ya que, aunque para un inicio está bastante bien, pero se echan en falta más modos de juego, ya sean en escuadrones un poco más grandes, más pequeños o en solitario, así como modos en los que aparezcan armas específicas.

Por ahora estamos esperando a marzo, que llega su pase de batalla, así como nuevos héroes desbloqueables y la esperanza de que, más pronto que tarde, llegue su anunciado crossplay.

Bueno

  • La accesibilidad y jugabilidad propias del título.
  • La inclusión de un sistema de micropagos poco intrusivo.
  • Es gratuito.

Malo

  • Se echa en falta algún que otro modo de juego.
  • Algún problema puntual de desconexión con los servidores.
8.3

Estupendo

Jugabilidad - 9
Sonido - 8
Innovación - 8
Gráficos - 8
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X