Análisis de Wasteland 3

Por fin tenemos con nosotros la tan esperada entrega de la aclamada saga de RPG táctico nos vuelve a sorprender de la mano de inXile Entertainment con un trabajo que no decepcionará a los fans. Han tenido mucha paciencia a lo largo del año tras producirse el retraso de la fecha de lanzamiento debido a la situación actual con el coronavirus. Pero ahora es tiempo de buenas noticias, coged un buen abrigo para viajar hasta las rocosas de Colorado porque comenzamos el análisis de uno de los juegos del año, bienvenidos a Wasteland 3.

Wasteland 3

UN TRABAJO TITÁNICO DE LOS DE ANTAÑO

Seguramente muchos recordarán la esencia de los primeros Fallout, la que es la saga postapolíptica por antonomasia del mundo de los videojuegos. Efectivamente gozó de gran popularidad no solo por su calidad en términos generales sino por un elemento tan importante como es la complejidad de los diferentes diálogos a nuestra disposición y la versatilidad de los mismos. Es el elemento principal sobre el que gira el título, no tiene una historia que vaya a marcar un antes y un después, aunque sabe mantener el tono a lo largo de las 50 horas de duración. Estas decisiones no solamente son soberbias con un trabajo de localización al castellano de absoluto chapeau, sino que además tienen una auténtica influencia en el desarrollo de nuestra aventura con hasta 10 finales diferentes.

El planteamiento de las diferentes misiones es excepcional, donde rara vez nos encontraremos con alguna misión con tintes de recadero pero que prácticamente ni nos damos cuenta. Tanto las secundarias como las principales no tienen diferencia alguna y no es algo negativo, sino todo lo contrario, todas están a una gran altura. Además cabe destacar el enorme esfuerzo que han puesto en plantear las diferentes subtramas de una manera muy natural ni por un segundo parecen forzadas para entregarnos más misiones; se ha conseguido crear un universo a nivel argumental tremendamente realista y rico.

Por lo que en este aspecto de la trama encontrareis un RPG occidental de los de antaño, de los que sentaron escuela pero que ha sabido adecuarse a los tiempos actuales de manera magistral y seguir ofreciendo a la comunidad la misma calidad de las entregas originales. Requiere tiempo, dedicación y saber que será un videojuego que os tendrá mucho tiempo leyendo y viendo cual es el mejor camino a seguir, no va a optar como el resto de sagas de ofrecer una rueda de diálogo para dar rapidez a las conversaciones. De hecho, de esta manera consigue dotar al conjunto de personajes que nos iremos encontrando en nuestra aventura de una personalidad excelente que se va complementando con el resto de conversaciones extra de la población de las zonas, así como con grabaciones y demás elementos.

AMBICIÓN PARA EL FUTURO DEL GÉNERO

El apartado de la jugabilidad suele ser el componente decisivo para saber si un RPG táctico se encumbra o se hunde en el fango. Wasteland 3 cumple a la perfección este campo dentro de lo que son las batallas y aunque en las zonas de exploración pierde un poco el tipo, consigue sujetarse bien a las cuerdas para que la fórmula no acabe fallando.

Por lo que lo mejor será ir por partes, en cuanto a lo que son las batallas, aquí no tenemos queja alguna, son divertidas, desafiantes y tenemos todo tipo de maneras, habilidades y objetos a nuestro favor para hacernos con la victoria. Cada uno de los personajes de nuestro pelotón podrá caracterizarse en una serie de habilidades y armas que nosotros mismos elijamos a nuestro gusto, por lo que tenemos total libertad en este apartado. Quizás uno de los inconvenientes que podemos dar es que la parte del inventario es poco vistosa y es exactamente igual a la ofrecida en The Witcher 3 por ejemplo, siendo uno de los puntos que menos gusto a la comunidad, por lo que esperamos que en futuras actualizaciones decidan dar un cambio a la estética del mismo que facilite las cosas al jugador.

Wasteland 3

Pero en el campo de batalla que es lo importante, la selección de objetos y las herramientas que tenemos para desplazarnos por el mapa son perfectas y sin ningún tipo de inconveniente al tratarse de una versión para consola donde no podemos utilizar el ratón. Un juego que devuelve a la gloria al género del RPG táctico sin ningún tipo de dudas y una gran labor realizada por los desarrolladores.

Ahora toca la parte de la exploración que será en la que estemos la mayor parte del tiempo y la que quizás se queda un poco corta en relación con lo anterior. ¿Por qué decimos esto? Pues básicamente porque es donde más contrasta con el resto de RPG de la generación en los cuales la exploración, los escenarios y la interacción con los diferentes elementos está a años luz de lo propuesto en Wasteland 3. Sin embargo debemos ser consciente de lo que propone este género y este título en particular ha buscado ir un poco más allá de la fórmula ofreciendo zonas interesantes que sobre todo tienen un mayor potencial en espacios más cerrados. Sinceramente en cuanto a esta faceta me ha recordado mucho a otros juegos de antaño como Dragon Age Origins, por lo que os podéis hacer a la idea de la estructura planteada, pequeñas zonas interconectadas que iremos recorriendo con nuestro vehículo en función de las misiones.

En resumen, es un videojuego que cumple a la perfección en el apartado de las batallas y en su componente táctico, pero que como le pasa al resto de títulos del género, sigue buscando el equilibrio entre la exploración tan característica de un RPG.

PLANOS GENERALES POR FAVOR

Llegamos al apartado de los gráficos donde sin lugar a dudas es donde el juego tiene sus mayores defectos. A día de hoy nos encontramos en la versión 1.03 y ya casi unos 20GB en parches de actualización para corregir todos los errores que nos podemos encontrar. No hay problemas de bugs aunque de vez en cuando salta el tedioso error CE, pero salvo esa puntualidad y algunos bajones de FPS en zonas de exploración, el título se desenvuelve de una manera muy positiva en líneas generales, sobre todo en los enfrentamientos donde no hemos experimentado problemas severos.

En el aspecto donde más disgustados hemos podido quedar es en el referente al modelado de personajes tanto propios como de los que nos encontraremos en nuestra aventura. Ya desde el propio creador de personajes nos encontramos con unos rostros generales y con muy pocas expresiones y detalles faciales, pero debemos recordar la naturaleza del proyecto que empezó como Kickstarter. Por lo que si este tipo de cosas no os molestan como el caso de servidor en este tipo de juegos, no creo que sea inconveniente alguno que os puede empañar la experiencia aunque siempre se puede mejorar claro está.

De hecho en cuanto a la recreación de los diferentes escenarios contamos con una dirección artística muy lograda, con multitud de detalles que aportan una gran riqueza a las diferentes zonas. Así que, como venimos mencionando, la mayor virtud de Wasteland 3 se encuentra en sus zonas cerradas y con planos lo más generales posibles, de ahí que recomendemos hacer uso de la cámara cenital para una aventura plena.

LA MÚSICA TAMBIÉN TIENE SU PAPEL PROTAGONISTA

Uno de los puntos que más me ha sorprendido y muy positivamente, es el uso de la banda sonora. Utilizada en momentos clave de la historia dentro de las mismas batallas que aporta un toque soberbio, así como para ambientar los diferentes escenarios, como puede ser una sala de baile, una comisaría o unos túneles. Son pocas, pero muy bien elegidas tanto en melodía como en momento y es algo que no se suele ver en el género y más aun dentro de la rama occidental.

Además dentro de las batallas está muy bien conseguido el sonido de los impactos de las balas de contra los escudos o contra nuestra armadura, así como el lanzamiento de granadas y demás elementos. Un apartado sonoro que nos traslada directamente hasta Colorado.

Wasteland 3

CONCLUSIÓN: WASTELAND 3 PONE EN SU SITIO AL RPG TÁCTICO

Cuando tienes ante ti determinados proyectos que destilan cariño en cada uno de sus costados, es algo que es muy de agradecer. Precisamente Wasteland 3 no solo otorga esto sino que además ejecuta la mayoría de apartados a un nivel sobresaliente haciendo que el género del RPG táctico vuelva a ocupar posiciones top. Sin duda alguna una de las sorpresas del 2020 y un trabajo el realizado por InXile Enterntainment que lo coloca entre uno de los mejores juegos del año y una puerta de entrada perfecta para cualquier jugador interesado en la propuesta.

Wasteland 3

Bueno

  • En el apartado táctico es de lo mejor de la historia
  • La variedad de diálogos y las decisiones a tomar
  • El universo es de los mejores de la generación
  • Una banda sonora que sabe dar con la tecla

Malo

  • El apartado gráfico desluce el resultado en aspectos puntuales
  • Las partes de exploración pueden dar más de si
  • El inventario es poco vistoso y accesible
9.1

Asombroso

Historia - 10
Jugabilidad - 9
Gráficos - 8
Sonido - 9
Innovación - 9.5
Con una llave espada bajo el brazo desde que tengo uso de razón. Desde entonces amante de PlayStation y de los JRPG.
Nota Media Usuarios
9.7
2 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas