Análisis Doom Eternal

Como jugadora no soy gran fan de los shooters, y menos aún de los que son en primera persona, pero poco a poco me he ido adentrando más en este género y he de decir que tenía muchas ganas de probar lo nuevo de Doom. ¿Y cuál es la sorpresa al haberlo podido jugar? He quedado encantada, es el mejor shooter al que he jugado hasta la fecha, y no me voy a cansar de repetirlo. Tiene acción a raudales, violencia, sangre a borbotones, música cañera que te acompaña en todo momento, una historia de fondo, un diseño espectacular. Lo tiene todo. Con este juego me he sentido indestructible e imparable mientras mataba a hordas de demonios, es simplemente brutal.

ANÁLISIS DOOM ETERNALDoom es una saga de juegos de disparos en primera persona desarrollados por id Software y distribuidos por Bethesda con títulos desde 1993 y que actualmente cuenta con un total de 26 juegos para muchas plataformas, que cuentan también con novelas, cómics, juegos de mesa y adaptaciones cinematográficas. La trama principal se podría resumir en las hazañas de un marine espacial, no identificado, que trabaja para la Unión Aerospace Corporation (UAC) luchando contra hordas de demonios y no muertos.

La saga Doom ha vuelto con más fuerza que nunca con Doom Eternal, otra obra maestra de Bethesda, que no pierde nada la esencia de la franquicia. Uno de los juegos en primera persona más aclamados por los fans que continua dándonos momentos muy satisfactorios al destrozar y partir en dos a demonios, bajo una increíble ambientación y un apartado técnico impecable.

DOOM ETERNALAlgo en lo que resalta Doom Eternal respecto a otros títulos del género es que apuesta con un perfecto diseño de niveles y velocidad, todo ello ambientado en un escenario apocalíptico donde predomina el color rojo de la sangre y entrañas de nuestros enemigos, dando ese aspecto de decadencia, destrucción y maldad.

Su jugabilidad es lo mejor del videojuego sin duda, no muy distinto a los anteriores pero para qué cambiar si es lo que tanto ansían los jugadores de la franquicia. En Doom Eternal se han implementado nuevas mecánicas que aún siendo difícil hace que sea un poquito mejor que su predecesor. Tienes que estar atento en todo momento, por cualquier zona, porque a la mínima pueden empezar a salir enemigos de todas partes sin descanso, cosa que lo convierte en un desafío real.

Lo que sí noté es que en su dificultad intermedia ya es un desafío de verdad y un auténtico reto jugarlo en dificultades más altas como pesadilla y ultrapasadilla, y es que el juego aprieta mucho en dificultades altas. Morir es muy fácil ya que los enemigos son más inteligentes y a menudo vamos conociendo enemigos nuevos que serán un auténtico reto desde el minuto 0.

La historia ha mejorado, ahora es más clara, mejor contada y ampliada, y el excelente doblaje al español hace que te adentres más en ella, acompañado del Modo Campaña, que es el más largo que ha tenido un Doom hasta la fecha, que nos sumerge en la situación en la que está nuestro mundo perfectamente. Todo ello junto a una banda sonora donde predominan los toques rockeros y metálicos con sonidos tecno y el de los enemigos y el mundo que nos rodea, hace que disfrutes del juego en todo momento.

Las mecánicas de avance del juego son bastante similares a los títulos anteriores, vamos consiguiendo las armas a la vez que vamos avanzando en el juego y la historia, dándonos así esa sensación de avance y de una mejora sucesiva que hará que enemigos que al principio eran un reto ahora puedan ser una marioneta con la que jugar en nuestras manos. Empezaremos con la escopeta directamente y, un poco más adelante, conseguiremos la motosierra, una de mis armas favoritas del juego y a la que tantas ganas le tenía, que ayudará en esos momentos en los que la munición escasee.

El control del personaje es de lo mejor que he probado en videojuegos del estilo, es muy veloz, los giros son muy rápidos y se mueve muy bien por el mapeado. Todo hace que sea muy fácil apuntar a los enemigos incluso cuando estás saltando, haciendo que cualquier momento sea bueno para disparar y acabar con ellos de cualquiera de las maneras más agresivas posibles, y es que aquí no existe la cobertura ante ellos, es un título para ir a saco en todo momento y sin descanso. Sólo podrás respirar en ciertas zonas y cuando acabes con los cientos de demonios que vengan a atacarte.

En todo el juego no me he encontrado ningún tipo de bug, ni bloqueos del juego ni nada, algo que ayuda mucho para seguir metidos en la historia en todo momento y evitar cargas incómodas de partida. Una de las novedades respecto a juegos anteriores es la mecánica de escalar por paredes para acceder a ciertas zonas y, en algunas ocasiones, acceder a zonas nuevas obligatorias para poder avanzar.

Algo que he disfrutado mucho de Doom Eternal es que nos da un mapa muy detallado, escenarios muy amplios con múltiples niveles y zonas secretas para aquellos que amamos la exploración, a la vez que nos da mucho plataformeo, algo muy habitual en la saga, que también agradezco mucho que soy una gran jugadora de títulos de plataformas y es algo que suelo echar de menos en la nuevas generaciones.

En conclusión, título altamente recomendable para todos aquellos a los que nos gusten los juegos con mucha acción y sin descanso, mientras disfrutamos los pocos descansos admirando el paisaje y las vistas, y que disfrutamos con una buena banda sonora a la vez que vamos matando a hordas de enemigos sin parar.

 

Bueno

  • Jugabilidad muy fluída
  • Gráficos increíbles
  • Acción a raudales

Malo

  • Subtítulos muy pequeños
  • Poca innovación respecto a anteriores
9

Asombroso

Jugabilidad - 10
Sonido - 8
Innovación - 8
Gráficos - 10
Nota Media Usuarios
9.6
2 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas