Análisis de Street Fighter V: Champion Edition

¿Os acordáis de la Playstation Experience de 2014? no parece que mucha gente recuerde la conferencia de ese año, pero un servidor sí y amaba esos eventos organizados ya que era una especie de tercera o cuarta conferencia de Sony, aunque en esta ocasión más centrada en juegos First y Second Party. En esta Playstation Experience, Capcom anunció el desarrollo de Street Fighter V. Presentado por el legendario Yoshinori Ono, productor varias de las entregas de la saga, marcó el primer golpecito en la mesa ya que el título estaba planeado para ser exclusivo de Playstation 4, al menos en la consola nipona. Todo pintaba bien, había hype y muchas ganas de que saliera a la venta… pero eso fue el inicio de una pesadilla, pues Street Fighter V fue un completo desastre en el día de salida. Si bien podríamos decir que la jugabilidad era perfecta y que sus controles estaban adaptados notablemente al Dualshock 4, lo que era el contenido para un jugador dejaba bastante que desear. Por suerte, Capcom ha despertado de esa pesadilla y Street Fighter V: Champion Edition es una declaración de paz dedicada a los fans de una de las mejores sagas de lucha de la industria del videojuego.

Antes de comenzar, quiero aclarar que parte del análisis ya estaba «hecho» ya que jugué en su momento a la versión original del título. Capcom ha hecho un trabajo increíble en cada actualización y se nota que esta versión definitiva esta muy cuidada. De primeras, hablemos del contenido de Street Fighter V: Champion Edition, o mejor dicho «contemos». 40 personajes jugables; 34 escenarios y más de 200 trajes alternativos. Sumando también los múltiples opciones de juego, desde un modo de equipos -que recuerda a cierto título de SNK- hasta un modo supervivencia con diferentes niveles de dificultad, sin duda podemos confirmar que es la edición definitiva de Street Fighter V.

Una cosa que sorprende, hablando de la jugabilidad, ha sido probar las nuevas V-Skill, técnicas destructoras que tiene cada uno de los luchadores. En esta ocasión, han incluido un nuevo V-Skill para cada uno de los personajes, dando la posibilidad de jugar de otra manera con cada luchador. A simple vista, puede parecer poca innovación en el sistema de combate, pero he comprobado de primera mano que, en plena batalla, la estrategia puede cambiar en apenas una milésima de segundo.

Hay que tener en cuenta que Street Fighter V es un juego de 2016 y eso significa que poco trabajo pueden hacer en el apartado gráfico. Eso sí, gracias al impecable diseño, tanto de los escenarios -conocidos y nuevos- como de personajes, no notaremos tanto que la carga gráfica sea de casi inicios de generación, aunque a día de hoy siguen impresionando las animaciones de cada personaje. Por supuesto, como en la versión original, el título cuenta con una tasa de imágenes de 60. En la versión de Playstation 4 Pro no he notado una mejora notoria.

Otro apartado donde destaca es en el sonoro. Además de remezclas de temas ya conocidos (El tema de Ken es una pasada), Street Fighter V Champion Edition puede presumir de tener canciones de múltiples sagas de Capcom. El doblaje, tanto inglés como japonés, cumplen de sobra.

También se ha retocado el modo online del juego, o eso dice Capcom. He sufrido varias partidas con el dichoso lag, algo que me extrañaba pero, desde la cuenta personal de Twitter de Yoshinori Ono nos intentan tranquilizar. Esperemos que todo se arregle ya que realmente es una gozada luchar con diferentes personas.

Para terminar, la cantidad de modos disponibles para un solo jugador, ahora sí, es increíble. El Modo Arcade está dividido en diferentes tipos, centrados en cada una de las entregas principales junto a un modo de Street Fighter Alpha, algo que agradará a todo fan de la saga. Además, cuenta con un modo de supervivencia con selector de nivel de dificultad. Si todo ésto te ha parecido poco, puedes probar el Modo Historia que, sin llegar a tener el mismo nivel de una producción como Mortal Kombat XI, es bastante agradable. Junto a él, todos los personajes jugables de Street Fighter V tiene un modo de historia adicional, con un par de combates y una cinemática.

A pesar de todo este trabajo casi titánico, a Capcom le ha podido la presión y también contamos con una especie de cajas de loot, llamadas «lecturas». En la opción de la tienda, Oportunidad de Pelea, la idea es gastar los Fighting Money -moneda del juego que se puede conseguir jugando- y conseguir objetos para el Modo Supervivencia; artes del juego y trajes o colores de los mismos. No es el fin del mundo, ya que dentro del nivel de cajas de loot que hay en esta industria, este es de los «buenos». Igualmente chafa un poco la calidad del propio juego.

Street Fighter V: Champion Edition es, a la vez, el mejor juego de lucha jamás creado y también el peor juego de lucha jamás creado. Los rumores apuntan a que Capcom se encuentra en pleno desarrollo de un nuevo título de lucha y esto puede suponer un abandono en las actualizaciones de Street Fighter V, pero a pesar de todo, más vale tarde que nunca y sin duda, ésta es una de las citas obligatorias de 2020, Así que solamente puedo decir es que la ocasión ideal para saltar al cuadrilátero. 

Bueno

  • La versión definitiva, con todos los personajes actuales, multiples escenarios, etcétera
  • Los V-Skill añaden algo más de estrategia en la jugabilidad
  • La animación de cada personaje está increíblemente detallada

Malo

  • La inclusión de las cajas de loot, que afea la calidad del título
  • Puede llegar algo tarde para muchos usuarios
9.1

Asombroso

Jugabilidad - 10
Sonido - 9.5
Innovación - 9
Gráficos - 8
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas