Análisis de ¿Quién Quiere Ser Millonario?

¿Estas seguro que es tu respuesta final?

Muchos son los programas de televisión que dan el salto al mundo de los videojuegos y pocos de ellos triunfan o por lo menos dan una sensación de estar participando realmente en ellos. En este caso nos ha tocado realizar el análisis de ¿Quién Quiere Ser Millonario?, de Microïds, y bueno… por desgracia debemos deciros que Carlos Sobera no participa en este videojuego con sus habituales gestos que pondrían nervioso al mismo Mark Zuckerberg.

El juego de lo que se caracteriza sobre todo es la posibilidad de ser disfrutado de diversas maneras: en solitario, con amigos de manera local o de manera online. Para ello contaremos con los modos cooperativos, competitivo por turnos o incluso uno, que es mi preferido, simultáneo para el que necesitamos varios mandos. En este modo será por sistema de votación individual dónde se va eliminando el que falle la respuesta. Unos modos de juegos que hubieran sido idóneos para usar el sistema de PlayLink, dónde usamos nuestro móvil como mando, y que por desgracia para este juego no se ha incluido.

El juego en cierto sentido recrea la sensación de estar en el programa con la musiquita característica, las interminables esperas y la posibilidad de poder usar los comodines del público, el comodín del 50-50, la llamada a un amigo… y sobretodo el sistema de preguntas. Este sistema cuenta con dos niveles de dificultad, con un gran número de temas entre los que destacan la posibilidad de desbloquear, sin pago, las preguntas sobre Star Wars y Disney. Eso si a cambio de unas 8500 neuronas, moneda virtual del juego, lo cual lo hace bastante tedioso. No dudo que será una estrategia para tener pegados a sus jugadores durante mucho tiempo pero se siente demasiado forzado para unas preguntas que seguro que muchos jugadores quieren desbloquearlas.

Por otro lado en cuánto al nivel de dificultad de las preguntas es bastante correcto, incluso desafiante en algún sentido. Algo que agradecemos puesto que queremos sentirnos como verdaderos participantes del programa. Y es que de esto va el juego, de superarse uno cada partida que juega y más si es con familiares. Y no tiene una edad determinada, es cierto que a partir de la primera fase ya si que son algo más complicadas. En cuánto a los participantes si que debemos decir que son bastante insufribles en sus comentarios y que son reducidos en gran medida, aunque eso es un aspecto menor de este juego. Aún así nos permite elegir entre varios personajes disponibles dónde podemos ver su profesión y hobbies.

Conclusión

¿Quién Quiere Ser Millonario? Cualquiera, pero por desgracia está al alcance de pocos afortunados. Por suerte  gracias a este juego tenemos la oportunidad de intentarlo por lo menos de manera ficticia y demostrar que somos los reyes del conocimiento ya sea contra nuestros amigos o contra otros expertos en diferentes materias. Como hemos repetido el juego mantiene sensaciones del programa y ofrece gran variedad de preguntas para todo tipo de jugador, incluso los más pequeños. Una alternativa interesante a juegos como Buzz o como Saber Es Poder pero con un toque más serio que estos.

Bueno

  • Recrea las sensaciones del programa
  • Multitud de modos de juego y preguntas para todos los jugadores

Malo

  • Es un juego que exige el sistema PlayLink
  • Los personajes y sus comentarios
6.6

Justo

Jugabilidad - 7.5
Sonido - 6.5
Innovación - 6.5
Gráficos - 6
Jefe de comunicación., Amante de los animales y los videojuegos. En ocasiones trabajo aquí.
Nota Media Usuarios
1
1 Voto
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas