Análisis: Monster Jam Steel Titans

¿Quién se apunta a hacer un poco el cabra?

¿A quién no le gustan los derbis de destrucción? ¿La emoción de ver grandes bestias de metal haciendo grandes piruetas sobre dos ruedas o impresionantes saltos sobre una decena de coches? Pues eso es una de las pequeñas partes que nos ofrece THQ Nordic en Monster Jam Steel Titans que se pondrá a la venta el próximo 25 de junio con grandes dosis de acción sobre cuatro ruedas. Ahora desde TuPlayStation os dejamos con nuestro análisis del juego.

Estamos ante un título que mezcla simulación y arcade entre sus modalidades para ofrecer una experiencia única de cara al jugador. En esta entrega empezaremos en la Monster Jam Academy para aprender los fundamentos a través de nuestra instructora y así entrar en los diferentes campeonatos para llegar al Campeonato Mundial y poder asombrar a miles de espectadores. Digamos que esa es nuestra «historia» en esta competición.

Para ello deberemos completar diversas pruebas que iremos desbloqueando a medida que ganemos los primeros puestos de los campeonatos. Para ello como hemos dicho antes empezaremos en la Monster Jam Academy, completaremos su «tutorial» y daremos paso al Campeonato de Carrera Exterior. Para poder avanzar deberemos quedar entre los tres primeros puestos dónde además tendremos la oportunidad de desbloquear nuevos vehículos.

Entre las diferentes modalidades de carreras nos encontramos en carrera rápida:

  • Head-To-Head

Es el clásico juego de persecución. Un circuito cerrado dónde deberemos dar el número de vueltas establecido. Para ello deberemos optimizar el trazado de la carrera y recortarle distancias a nuestro rival para ello. En los campeonatos funcionara como una carrera de eliminación desde octavos hasta la gran final.

  • Carreras de Circuito

Este no hace falta ni señalarlo pero si es cierto que puede complicarse un poco. En los circuitos de arena a penas puedes saber por dónde va la dirección correcta algo que nos puede costar la carrera. Es el modo clásico de este tipo de juegos.

  • Rhythm

La mejor descripción de este modo la hace nuestra instructora. A todo el mundo nos gustan los grandes saltos pero los coches van más rápidos por el suelo. Coordina las caídas para apoyar las ruedas en las bajadas y conseguir más velocidad. Simplemente hay que llegar primeros a la meta.

  • Punto de Ruta

El clásico modo de sectores que deberemos ir siguiendo de uno en uno hasta el final de la carrera. Cuesta muchísimo saber que dirección marca por lo que nuestra mejor opción es ganar tiempo con los sencillos para frenar un poco en aquellas zonas dónde hay que hacer un giro más complicado.

  • FreeStyle

Busca las emociones fuertes y encadena combos con tu gran vehículo. Haz Bicycles, Stoppis, Blackflips… cualquier cosa para conseguir la mayor puntuación posible.

  • Two-Wheel Skills

El peor modo de todos con diferencia en mi opinión. Durante nuestro análisis costaba que el vehículo respondiera a nuestras acciones. Para haceros una idea había muchos momentos en los que realizabas una misma acción y el juego automáticamente te la puntuaba como correcta y te daba el primer puesto directamente mientras que en otros ni te la contaba o peor te reconocía el intento y se te acababa el tiempo para hacer otra acrobacia. Y es que de eso va este modo. Tienes dos intentos para hacer un combo que incluya algún movimiento de dos ruedas en su repertorio. Si inicias un combo tienes que rápidamente encadenar alguno de dos ruedas para que se te de correctamente.

  • Timed Destrucction

Poco que decir de este modo. Vallas, Cajas de Madera, vehículos, camiones… cualquier cosa que encontremos deberemos destrozarla para encadenar un gran combo y hacernos con la victoria.

  • Conducción Libre

Nos permitirá practicar en cualquiera de los circuitos disponibles en el juego. Una oportunidad para practicar nuestros trucos sin problema.

En el Modo Carrera tendremos disponibles, cuando los vayamos desbloqueando todos los campeonatos disponibles. Un total de 6 dónde las pruebas y las dificultades van en aumento a medida que llegamos al Campeonato Mundial. Y por último nos encontramos con la Conducción Libre. Un amplio escenario para recorrerlo a nuestro antojo sin ninguna restricción, cuándo lo desbloqueemos entero, dónde hay hasta 50 coleccionables con el símbolo de Monster Jam Steel Series. Un modo de juego que durante nuestro análisis hemos explorado durante un tiempo bastante considerable para ver los diferentes escenarios. Desde la Jam Academy, pasando por el Aeropuerto… Los escenarios no varían mucho entre sí pero guardan algún que otro secreto.

El punto flojo en este juego puede ser su jugabilidad, más concretamente su sistema de control. Aunque mejoremos el coche en sus componentes y escojamos la configuración adecuada en cada momento es muy complicado acertar con el movimiento que queramos salvo los Front y Back Flip por su sencilla ejecución. Los circuitos no contienen alguna guía de delimitación del escenario por lo que será normal que nos salgamos debido a que la textura del terreno se mezcla con la del exterior. Algo que iremos mejorando durante las pruebas realizadas como en nuestro análisis será distinguir o intuir estos caminos. Ya en las pruebas y sobretodo las Head-To-Head de estadio se complicará aún más pero esto aumenta nuestras ganas competitivas.

Gráficamente el juego no es que destaque en gran medida. Pocos juegos de conducción lo consiguen ya que se centran mucho en recrear el escenario de competición y el vehículo pero en lo demás no tanto. Los escenarios amplios se notan vacíos en este mundo abierto y la recreación de los vehículos bastante diferenciadas. Pero quién busque personalización que se olvide de este apartado ya que podremos cambiar el piloto de hombre a mujer y los vehículos ya vienen con su propio chasis tuneado. Cambiando solamente nuestro mono de competición. En el apartado sonoro no es que acompañe mucho salvo la de la música de la entrada y en los campeonatos. Los efectos sonoros son correctos y dan la sensación de llevarte a la verdadera competición.

Conclusión

Monster Jam Steel Titans es un título que cumple las expectativas que podemos esperar en este tipo de juegos. Bien es cierto que durante nuestro análisis, sobretodo en los campeonatos, nos ha podido llegar a frustrar su jugabilidad por los controles del vehículo pero resulta bastante entretenido una vez que «dominado» es muy entretenido.

Bueno

  • La variedad de pruebas
  • Libertad para explorar y elegir que hacer

Malo

  • Su jugabilidad podría haber mejorado algo en lo referente a la ejecución de movimientos
  • Los campeonatos no suponen mucho reto cuando te acostumbras
  • La falta de guías en algunas pruebas
  • No hay gran diferencia entre vehículos
7

Bueno

Jugabilidad - 6.5
Sonido - 7
Innovación - 7.5
Gráficos - 7
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X