Análisis de Bee Simulator

Varsav Game Studios y BigBen nos trae Bee Simulator, un juego educativo que nos pone en el papel de una abeja obrera para vivir su día a día en la colmena.

El juego es en primera persona, y nuestra abeja tras nacer en la colmena debemos realizar las diferentes tareas de una abeja obrera, aunque nos enfrentaremos a algunos problemas, los cuales debemos resolver ya que el futuro de nuestras compañeras está en juego.

La historia está diseñada a la perfección tanto para los más pequeños como para los adultos, y así poder entender un poco mejor la importancia de las abejas en nuestro planeta.

Durante la aventura debemos interactuar con otras abejas para resolver diferentes problemas que nos irán surgiendo. Estas misiones nos enseñan mucho más sobre su mundo, y en todas ellas aprenderemos curiosidades que seguramente la mayoría desconocíamos.

La historia se desarrolla en el parque de Honeypark, y en el que a medida que realizamos misiones iremos descubriendo un enorme mundo, el cual también contiene una gran cantidad de misiones secundarias.

Para poder llegar a ver todo el mundo no sólo nos valdrá con realizar la historia principal, sino que debemos realizar algunas secundarias para poder conocer nuevos lugares.

El sistema de vuelo es muy sencillo, pero a medida que recolectamos néctar o comemos comida de humanos se va llenando una barra que, al llenarse, podremos activar el modo Bestia, con el que volaremos a gran velocidad. Además, contamos con un modo de visión especial, el cual nos permite diferenciar los diferentes tipos de néctar que hay en el mundo.

Nuestra principal misión es realizar las tareas que nos manda la abeja reina, pero también nos encontraremos con diferentes problemas que debemos resolver. Además, las misiones secundarias dan una gran variedad, encontrando misiones de baile de abejas, combates contra otras abejas, humanos o arañas, carreras contra abejas…

Estas misiones se resuelven, exceptuando las carreras, de forma similar. En ellas debemos pulsar una secuencia de botones en el momento oportuno, o en el caso de los bailes mover el stick en la dirección correcta.

El punto flojo de estas misiones, es que aunque hay gran cantidad, llegan a ser repetitivas. Después de realizar 10 bailes, o escapar de 5 telas de arañas, puede llegar a cansar hacer lo mismo, con el único cambio en la secuencia de botones del minijuego.

Además, al recolectar polen y depositarlo en la colmena vamos recibiendo experiencia, con la que podemos ir desbloqueando información sobre todo tipo de animales. Una información bastante detallada, y que cumple con el objetivo de educar a la vez que jugamos.

La banda sonora es bastante buena, acompaña en todo momento. Esta ha sido Mikolai Stroinski, el cual muchos recordarán por su colaboración en The Witcher 3. Los efectos, como el aleteo de las alas, está bien recreado.

En la parte gráfica si se encuentran algunos fallos, como en la carga de las texturas, pero nada que empañe esta buena aventura.

CONCLUSIÓN

Bee Simulator nos trae una aventura divertida y entretenida en la que además de divertirnos jugando en el papel de una abeja, aprendemos mucho más sobre su mundo y la importancia de estas en nuestro planeta.

 

 

Bueno

  • Aventura educativa
  • Banda Sonora

Malo

  • Algo corto de duración
  • Misiones repetitivas
6.8

Justo

Jugabilidad - 7
Sonido - 7
Innovación - 7
Gráficos - 6
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X