Análisis de Arcade Spirits

Arcade Spirits es una visual novel que os atrapará si os gusta el género, si no, bueno, os podría parecer anecdótica o quizás descubráis una nueva manera de jugar a videojuegos.

Vayamos por partes, las visual novels no se pueden analizar como juegos normales puesto que no hay ni acción ni nada que nos haga valorar nada más que no sea la narrativa o los personajes, y francamente, aquí este Arcade Spirits gana muchísimos enteros.

Empezamos en el año 20XX, podría ser cualquier año en el futuro, el mundo está hiper industrializado, básicamente como ahora pero más, y encarnamos a un personaje, chico o chica con muy pocas capas de personalización, que está en el paro, menuda sorpresa ¿verdad?, y debe encontrar el trabajo de sus sueños, el cual será obviamente, trabajar en un salón de juegos arcade. De verdad no es spoiler, el juego te lo deja claro desde el minuto 1, y bueno, tu objetivo principal no es precisamente trabajar, sino que relacionarte con los clientes y tus compañeros de trabajo y ahí entra la parte romántica del título, puesto que como muchísimas de estas novelas visuales, acaba siendo un simulador de citas.

Entonces, en un mundo, sobretodo japonés, lleno de este tipo de producto, ¿cómo encaja este Arcade Spirits? Pues es un juego que intenta trasladar todo este tipo de juegos que obsesionan a nuestros amigos nipones pero en un contexto mucho más occidental, con el cual, la mayoría de nosotros nos podríamos llegar a identificar, además de bromas sobre videojuegos y cultura pop, entre actuales y un poco viejunas, que un adolescente de hoy en día quizás no pille pero los que llevamos unos cuantos años en el mundillo, alguna sonrisa nos o risotada nos regalará.

En el terreno jugable no hay mucho que decir, solamente tomamos decisiones de entre unas pocas opciones y poco más, además que son opciones muy encaminadas con lo que más o menos ya sabes que secuencias pueden llegar a tener. Esto lo hace muy rejugable puesto que podemos hacer partidas casi infinitas hasta que gastemos todas las combinaciones posibles de opciones, ya que el título no es muy largo, en unas 6 horas como máximo lo deberías tener más que acabado en tu primera partida.

Hablemos de los personajes, puesto que como en muchos de estos productos, son estereotipos a más no poder, siempre tenemos al personaje serio, al friki, al extrovertido y un largo etcétera, pero como introducción al género para alguien que no haya jugado nunca, la verdad es que funciona.

Las melodías son bastante repetitivas, no nos vamos a engañar, pero están bastante bien implementadas y nos dan esa sensación de inmersión en un futuro con música de los 80 que la verdad, le dan el toque distintivo al juego, no llega ni por asomo al nivel de la de juegos como Sayonara Wild Hearts, pero bueno, para lo que es, está bien.

Por último no me quiero dejar en el tintero que es una visual novel totalmente enfocada a principiantes con lo que quizás los más expertos se aburran un poco y además está en inglés, cosa que para muchos será un inconveniente, aun así, os invito a probarlo, no os volará la cabeza pero es entretenida.

Bueno

  • Es una buena visual novel para poder meterse en el género.
  • Los personajes están muy bien.
  • Es muy rejugable.

Malo

  • Las melodías son un tanto repetitivas.
  • Está en perfecto inglés
5.5

Promedio

Gráficos - 6
Jugabilidad - 5
Innovación - 5
Sonido - 6
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X
Ir a la barra de herramientas