Análisis: Ancestors Legacy

¡¡¡Compañeros hoy cenaremos en el Valhalla!!!

En el día de hoy os traemos un nuevo análisis de otro título de estrategia, en esta ocasión a tiempo real, que nos ha hecho recordar los buenos momentos que pasamos con Imperium. El equipo de Meridiem Games ha traído recientemente a PlayStation 4 el juego de Ancestors Legacy, cuyo lanzamiento originalmente se produjo el mayo del 2008 para PC.

En esta aventura podremos acompañar a cuatro culturas diferentes en sus campañas bélicas. Los Vikingos, Anglosajones, Germanos y los Eslavos se enfrentarán a lo largo de 40 capítulos (por cada cultura se encuentran dos historias compuestas por 5 capítulos cada una de ellas) dónde podremos ver sus ambiciones y deseos de poder. En algunos casos la historia entre comillas se pasa por alto debido a que en algunas ocasiones estamos tan centrados en lo que sucede en el mapa que no nos damos cuenta de los diálogos. Un juego que no ha venido doblado pero cuya traducción ayuda a seguir la historia, a pesar del inconveniente antes mencionado.

El juego nos ofrece la oportunidad de disfrutar de un tipo de juego que en la mayoría de los casos está pensado para jugarse en el ordenador. Y es que si bien se han adaptado los controles al DualShock 4 se echa en falta el uso del ratón y el teclado para seleccionar distintas unidades por ejemplo. Bien es cierto que la selección de órdenes, gestión de recursos y demás controles se ha logrado cumplimentar de gran manera. Gracias a los gatillos podremos hacer uso entre las órdenes a los soldados y las propias habilidades de los mismos.

Las misiones de la campaña suelen ser bastante similares. Captura cierta localización para reunir aliados y posteriormente hacer la incursión final para lograr cumplir nuestro objetivo. Lo bueno de este juego es que a pesar de jugar en el nivel normal existe bastante dificultad si no gestionas tus recursos de la mejor manera. En este aspecto pierde contra el juego mencionado al principio, Imperium, pero en cambio gana gracias a la gestión de las propias ciudades. En algunas ocasiones empezaremos con un simple asentamiento pero a medida que asaltamos aldeas y las controlamos podremos crear nuevos edificios como los Barracones, Torres de Vigilancia o Aldeas que serán vitales para nuestra victoria.

En cuánto al aprendizaje, a pesar de contar con las primeras misiones de cada facción como tutorial, en el análisis hemos echado en falta una explicación más completa para lograr introducirnos en el juego de manera más rápida. Eso también depende bastante del jugador pero en nuestro caso y habiendo jugado muy recientemente otro juego de corte similar se ha notado esa diferencia.

El sistema de combate es bastante sencillo aunque en muchas ocasiones puede que nos haga errar o que las unidades no respondan como queramos. Esto lo veremos sobretodo cuando comandemos entre 3 o 4 escuadrones de guerreros. En muchos casos los arqueros son los que más daño nos van a provocar pero si están defendidos por lanceros y ordenamos atacar a los arqueros no podremos hacerlo. Y esquivar los combates en algunas ocasiones será imposible. Bien es cierto que el mapeado cuenta con una gran profundidad sin necesidad de ser de grandes dimensiones. Un aspecto muy a destacar para los fans de la estrategia.

Por otro lado el juego cuenta con un sistema multijugador que hace que la jugabilidad aumente en gran medida. La IA del juego es bastante correcta pero no se puede comparar en muchas ocasiones a la de un ser humano y en este punto es dónde gana bastante el juego ofreciendo esa posibilidad.

Gráficamente es un juego que cumple de manera correcta. No veremos grandes animaciones en los combates pero en lo referente al mapeado, como hemos dicho antes, está bastante detallado. En algún punto tiene que flaquear y como hemos dicho las animaciones de los combates no son de lo más fluidas y se pueden sentir muy lentas. Y las diferentes facciones y unidades están bastante bien recreadas. Además durante el análisis hemos disfrutado sobretodo el arte que existe en las pantallas de carga, interminables en nuestra opinión, pero cuyas ilustraciones hacen que merezca la pena. La Banda Sonora del juego acompaña a las situaciones y los efectos de sonido cumplen de manera notable.

Conclusión:

Ancestors Legacy cumple con lo prometido… un juego de estrategia bien adaptado a las plataformas de sobremesa. Durante el análisis hemos podido disfrutar de las diferentes campañas y cada una cuenta con un estilo propio que hace que estemos pendientes al juegos desde el minuto uno. Aunque hemos de reconocer que hay cosas que mejorar como un sistema de combate más fluido, más tipos de unidades, un tutorial mejorado y un sistema de selección de unidades que sea más similar a lo visto en los ordenadores. Para acabar os dejamos también como añadido el tema principal del juego:

Bueno

  • El mapeado de las misiones
  • Un nuevo título de este género
  • La Banda Sonora
  • Las ilustraciones de las pantallas de carga

Malo

  • Necesidad de un sistema de combate más fluido
  • Los tiempos de carga deben ser menores
  • A pesar de la adaptación al DualShock 4 debe mejorar
6.9

Justo

Jugabilidad - 7.5
Sonido - 8
Innovación - 6
Gráficos - 6
Nota Media Usuarios
0
0 Votos
Nota
Enviar
Tu nota
0
X