Análisis de Age Of Wonders Planetfall

En el día de hoy os traemos un análisis muy especial de la mano de Triumph Studios, Paradox Interactive y Koch Media que muchos fans de los juegos de estrategia esperaban desde hace mucho tiempo en consolas. Se trata de Age Of Wonders Planetfall, un juego donde nos convertiremos en comandantes de una de las facciones dónde deberemos hacernos con la victoria ya sea por la vía de la Diplomacia, la traición o la fuerza.

El juego nos ofrece un modo campaña que se irá desarrollando a través de mini-campañas de gran duración. Nos pondremos en la piel de un grupo de supervivientes de la Unión Estelar, que tras salir del criosueño ven como el antiguo imperio que regía la galaxia ha desaparecido en extrañas circunstancias. A medida que vamos avanzando en las mini campañas descubriremos que las relaciones entre las diferentes facciones se han roto y debemos forjar un nuevo futuro para traer la paz. Entre estas facciones nos encontramos a los humanos de la Vanguardia, los Kir´Ko, el Sindicato, los cyborg del Ensamblaje, los Dvar o las Amazonas quienes doman bestias.

Para hacer frente a este arduo cometido deberemos gestionar nuestra colonia y protegerla de los peligros. Para ello deberemos aprender bien a gestionar nuestras unidades, mantener la felicidad de la colonia, crear unidades militares y colonizadoras hasta lograr anexionar los territorios cercanos que además nos ofrecerán oportunidades de recursos. Para ello contaremos con un sistema de gestión bastante completo, similar al visto en otros juegos como Age Of Empires, dónde además contaremos con las negociaciones entre razas para obtener recursos y unidades únicas. Todo ello deberemos hacerlo con cabeza ya que está basado en un sistema de turnos y de puntos de movimiento específicos entre las unidades.

Una vez que acabamos el turno podremos observar en ocasiones que el control de la IA de sus unidades se realiza con bastante cabeza y pueden ponernos en un serio aprieto. Ahora bien gracias al sistema de Diplomacia podremos darle la vuelta a la tortilla de forma relativamente sencilla para obtener los favores de las otras facciones. Por lo menos en el caso de que queramos forjar una alianza… aunque debemos reconocer que durante el análisis nos ha costado bastantes recursos lograr llegar a algunos acuerdos con determinados grupos. Durante el análisis si que nos hemos encontrado con un montón de misiones secundarias que aparecen con el tiempo y que nos pueden llegar a ser muy beneficiosas para lograr estos aspectos diplomáticos que nos permitirán obtener puntos de inteligencia para poder ver el mapeado del enemigo si acepta, la entrada en su territorio o relaciones comerciales o militares contra otras unidades.

Lo bueno de este juego es que una vez que colisionan las unidades nos podremos enfrentar de una manera muy especial. Se genera un mapeado dónde podremos comandar a nuestras unidades por puntos de movimientos. Podremos hacer uso de determinadas habilidades especiales que pueden usar los Héroes y las unidades más básicas contarán también con otras que pueden sernos de utilidad para la victoria. Podremos hacer coberturas, crear torretas automatizadas, hacer uso de herramientas para ocultarnos, poner a algunas unidades en vigilancia… son muchas las posibilidades para lograr la victoria. Para ello contaremos con un sistema de personalización bastante completo en cuanto a variedad de accesorios y armas. Durante el análisis hemos podido hacer uso de armas pesadas que provocaban ralentizaciones al rival, daños masivos o incluso quemaduras o electrificarlos… todo ello cuenta para la victoria.

Pero el juego no se basa solo en el modo campaña sino que además contará con un multijugador con hasta 3 modos de juego diferentes que harán de las delicias de los jugadores para poder compartir la experiencia con otros fans del género.

En el apartado gráfico y sonoro nos encontramos con un título muy bien trabajado en ambos aspectos. Ese toque futurista de los personajes, los distintos mapeados que se generan de forma aleatoria, los combates entre unidades…

Conclusión

Age Of Wonders Planetfall no es un juego para todos los jugadores. Es un título al que hay que echarle muchas horas y horas de juego dónde aprenderse las mecánicas es esencial para nuestra supervivencia. En nuestro análisis, siendo novatos en este tipo de juegos, podemos destacar que logra que aprendamos lo básico en poco tiempo y a medida que avanzamos por los diferentes turnos podremos hacer nuestros experimentos sin temor al fracaso. También es cierto que uno de los puntos a destacar del juego es que nos viene traducido al castellano, algo de agradecer, para poder enterarnos de algunos de los problemas que nos irán surgiendo en la aventura aunque en la Diplomacia esto no nos ayudará mucho ya que considero que es algo más arbitrario que otra cosa y algunas de las posturas de los rivales están muy definidas. Pero aun con ello estamos ante un juego notable en todos sus apartados y sobresaliente entre su género.

Bueno

  • Su profundidad de opciones para gestionar nuestras colonias y ejercitos
  • El modo multijugador
  • Gráficamente destacable

Malo

  • Su aprendizaje puede resultar bastante complejo
  • Se termina volviendo algo repetitivo
  • El sistema de diplomacia podría haber dado más
8

Estupendo

Jugabilidad - 9
Sonido - 7.5
Innovación - 7.5
Gráficos - 8
Nota Media Usuarios
4.5
1 Voto
Nota
Enviar
Tu nota
0
X