Análisis de Life is Strange: Wavelengths

Life is Strange Wavelengths

No necesitas poderes para tener una vida extraordinaria. Sobrevivir a una catástrofe, sobrellevar un trauma o, simplemente, vivir tus días sin desmoronarte son auténticas batallas en las que los seres humanos se ven obligados a luchar. Steph Gingrich no tiene habilidades especiales. No obstante, tras aparecer en Before the Storm y ganar protagonismo en True Colors (aquí tienes nuestro análisis), ha llegado su merecido momento para brillar. Bienvenides a Life is Strange: Wavelengths.

Este DLC permite conocer lo vivido por Steph en Haven Springs antes de la llegada de Alex Chen. De esta manera, la acompañamos en su proceso de adaptación como dependienta de la tienda de discos del pueblo y responsable de la radio local. Eso sí, no salimos de la tienda en ningún momento. Toda la historia transcurre durante cuatro días de trabajo, correspondiéndose cada uno a las estaciones del año.

La emoción de lo cotidiano

Cada jornada sigue el mismo patrón: responder llamadas de oyentes, leer cuñas publicitarias, poner música y realizar otras tareas relacionadas con el negocio de venta de discos. Por otro lado, tenemos tiempo para leer (a veces, responder) SMS, preparar un juego de rol con un viejo amigo, rememorar partidas de futbolín con Gabe e incluso hacer uso de una app de citas similar a Tinder o Grindr. Asimismo, contamos de nuevo con un notable número de objetos con los que interactuar para ser testigos de las reacciones de Steph. ¡Hasta es posible componer nuestra propia canción!

Life is Strange Wavelengths

Los fans de Life is Strange pueden intuir que, a pesar de la ausencia de poderes sobrenaturales, las dinámicas son bastante familiares. La magia de Wavelengths no reside en giros de guion descomunales ni una historia que te mantenga al borde del asiento. Al contrario, la clave está en dejarse llevar y sentir como propias la evolución experimentada por Steph.

Lo afectivo-sexual en el centro

Esa empatía necesaria en el espectador se consigue a través de pequeñas acciones como las anteriormente mencionadas. Personalmente, me ha llegado especialmente todo lo relacionado con la ya citada app de citas. A través de ella, se desarrollan relaciones que se sienten muy reales y encajan orgánicamente en el estado emocional en el que se encuentra Steph. Esto es así aunque no podamos presenciar los encuentros personales entre nuestra protagonista y las personas que conoce por esta app.

Por otro lado, merece una mención especial la forma en la que Wavelengths aborda la temática LGTB+. Más allá del hecho de que la propia Steph sea lesbiana, se abordan con especial sensibilidad e inclusividad algunos de los anhelos y conflictos que este colectivo debe afrontar en sus múltiples variantes, siendo grato de observar la atención prestada hacia las personas trans. De hecho, una parte de este DLC transcurre durante el Día Internacional del Orgullo LGTB. Es más, los desarrolladores incluso han demostrado una valentía algo más elevada de lo habitual, pues se llega a criticar la impostada sensibilidad LGTB+ de las grandes empresas, cuya hipocrecía llega a su culmen anual ese día.

Life is Strange Wavelengths

Una experiencia algo desvirtuada

Dicho esto, podría parecer que Wavelengths consigue lo que se propone sin mayores contratiempos. Lamentablemente, esto no es así a causa de los incomprensibles glitches que muchos jugadores (incluido yo) hemos experimentado. En este hilo de Reddit puedes encontrar muchos de ellos. Es una pena porque estos errores pueden llegar a echar a perder la atmófera intimista y fuertemente emotiva lograda por los aciertos de la obra, ya sea porque no es posible cumplir una tarea secundaria o, simple y llanamente, no hay manera de continuar la historia. En el mencionado hilo puedes encontrar algunas soluciones, pero son situaciones que, por desgracia, te pueden sacar del juego. A estas alturas, Square Enix y Deck Nine Games deberían haber encontrado una solución.

Otro error incomprensible se encuentra en la especialmente caótica forma de comenzar este DLC. Me consta que no soy el único que, tras adquirir este contenido adicional, no era capaz de encontrarlo en el menú principal del juego. Tuve que buscar específicamente en la PS Store para descargar el archivo necesario para jugar la historia de Steph. Se trata de un contratiempo que no causa la mejor primera impresión.

En resumen

Life is Strange: Wavelengths es el complemente perfecto para aquellos que disfrutaron de True Colors. Si te dejas llevar por su propuesta, tendrás ante ti unas tres o cuatro horas deliciosas que son un festejo de la diversidad. Es una lástima que sus glitches incomprensiblemente no subsanados emborronen el resultado final. Aún así, pesan más los aspectos positivos reseñados en los párrafos anteriores.

X
Ir a la barra de herramientas