El cierre de la Store de PS3, PS Vita y PSP – El Legado Perdido

El precio in-justo

El cierre de la Store de PS3, PS Vita y PSP – El Legado Perdido

Sony lo ha confirmado hace un par de días. Las tiendas digitales de PlayStation 3, PlayStation Portable y PlayStation Vita cerrarán; no podrás comprar ningún juego o contenido adicional. Los usuarios han defendido la práctica porque “al menos dejan descargar tus juegos comprados” y dentro de este nuevo caos que lleva la firma de la desconfianza hacia el terreno digital, me picó la nostalgia,

Veréis, yo no he comprado mucho en digital cuando la la época de 360 y su “Xbox Live Arcade”. Cuando llegó PlayStation 3 a casa, me interesó el tema de PS+, una suscripción donde regalaban juegos y ofrecía descuentos en la PlayStation Store. Compré algún que otro juego digital; nada del otro mundo… hasta que PS Vita se plantó en mi casa. Cada mes regalaban dos títulos para la mejor portátil que ha tenido Sony -en lo técnico- y me animé a comprar muchos juegos digitales como clásicos de PSX; algunos juegos exclusivamente digitales de la tienda o incluso “expansiones” como el inolvidable Soul Sacrifice Delta; inolvidable por mí claro, que los fans de la que fuera la marca japonesa por antonomasia, ni lo han probado ni van a poder hacerlo en el futuro.

Aquí nos vamos a quitar la máscara y vamos a ser serios. No es la primera vez que pasa en la industria, Nintendo ya chapó la tienda digital de la Wii y no solamente eso, el magnífico Miiverse también cerró y duró menos de lo que cantaba un gallo, así que por culpa de estas malas prácticas vienen estas dudas que tenemos en mente ¿Podemos fiarnos de lo digital? ¿Cómo enseñaremos a las generaciones venideras todo lo recorrido? En mi caso, creo que se puede matizar en forma coloquial.

Con Xbox One, Microsoft anunció su retrocompatibilidad a bombo y platillo en una conferencia a la sombra de su competidora; con razón, ya que fue en el E3 de 2015. Han trabajado y siguen trabajando muy duro en títulos de las consolas de generación atrás y queda mucho por hacer en algunos puntos como la ampliación del catálogo de la “OldXbox” o las mejoras comentadas con su FPS Boost en los juegos de la mencionada, Xbox 360 y One. Mucho trabajo que poco a poco vemos sus frutos y que parece seguir una línea continua hacia el futuro.

La contraparte; Nintendo, que esos juegos de generaciones atrás, te lo vuelven a vender; precio completo y sin apenas mejoras. Aquí empezaría la gente a criticar estas acciones en redes sociales, pero ¿Sabéis cual es la realidad? Pues empezando con algo básico, en Nintendo Switch hay mercado. El port de Skyward Sword estuvo agotado en Amazon los primeros días y siempre aparece en nº1 en lo más reservado de la plataforma. Super Mario 3D All Stars ha sido un éxito en ventas y obras incomprendidas como Captain Toad o Pikmin 3 han tenido una segunda oportunidad, consiguiendo algún que otro millón de copias y una expansión de la base de fans nuevos.

La incógnita es Sony. A pesar de ese maldito correo que ya a muchos nos ha llegado, pienso que no se han pronunciado tantísimo con respecto a sus alternativas. Hay curro delante porque con PlayStation 5, su potencia y esos emuladores ya creados en PlayStation 4 para poder usar una PlayStation 2 “virtual”, están ahí y se debería de usar esos recursos. Por muchos titulares de Jim Ryan o cualquier “personaje” que diga sobre que “la retrocompatibilidad no la ha pedido nadie” no deberíamos de olvidar el legado de la marca PlayStation. El trabajo de obras como Metal Gear Solid; las propuestas locas en el género de la lucha de Capcom con SNK; obras digitales de PlayStation 3 como Rain o exclusivas digitales como Drakengard 3… no quiero creer ni debo creer que Sony quiera dejar al usuario tan maltratado y dejar en jaque a varias generaciones así. El pasado del videojuego es hermoso y por mucho avance en el futuro, siempre hay que echar un vistazo atrás.

Hay obras que han inspirado a los autores conocidos de hoy en día. ICO ha influido a una generación de personas y estudios; Devil May Cry supuso una alternativa al trabajo desarrollado en una secuela perdida de la saga, por excelencia, de Zombis de Capcom, una utopía salvaje con un leve toque estratégico y un apartado técnico puntero para la época que nunca se había logrado en un juego de acción hasta la llegada de Bayonetta; God of War revolucionó otra vez el género con su acción perenne y bruta, con el nacimiento de los olvidados QTEs… y ya ni hablemos del auge de los plataformas por la tríade formada por Jak & Daxter, Ratchet and Clank y Sly Cooper. Quiero y debo creer que no lo debemos olvidar todo ésto; pero la palabra final la tiene Sony. El público parece haber aceptado el aciago destino y no me gustaría que la gente se olvide PlayStation 3 o PlayStation Vita y su predecesora.

Supongo que alternativas como el PS Now dan el apaño de aquella manera pero me gustaría dejaros un mensaje sobre todo ésto. Si estoy aquí, es porque adoro la marca, me gustan sus juegos; me gustan sus ideas. No me gusta el trato que estamos recibiendo: para Sony y para Jim Ryan y esos directivos deberíamos de ser el público que quiere conocer a Alundra… pero solo somos números. Números positivos; números que hacen que PlayStation siga así, maltratando a sus usuarios y enterrando a su legado perdido.

Y por favor, jugad a Rain.

Fumito Ueda ha contado fábulas y yo quiero escribir sobre su legado en los videojuegos. A veces lloro mientras juego... bueno, siempre.

Deja un comentario

X
Ir a la barra de herramientas