Resident Evil 3 Remake

PlayStation 4
Seguir
8.3

Estupendo

8

Nota Usuarios

¿Qué es la saga Resident Evil? Del origen a 3 Remake

Resident Evil

¿Qué es la saga Resident Evil? Esta es una pregunta que seguramente mucha más gente de la que pensáis se ha hecho estos días recientes ante la inminente salida este 3 de abril del esperado Resident Evil 3 Remake del que podéis ver nuestro análisis. Es por ello que vamos a intentar poner un poco de luz y presentar cada uno de los principales títulos que componen uno de los pocos pilares del mundo de los videojuegos que continua en pie y el exponente principal del género del terror en la actualidad de la mano de Capcom. Para ello que mejor que contar con la colaboración de los compañeros de @RESHorror; así que dicho esto comenzamos:

 

LA FÓRMULA CLÁSICA (DEL 1 AL 3)

Resident Evil

Resident Evil es el origen de todo lo que conocemos en la actualidad para la franquicia la que sentó las bases y nos trasladó a las calles de Racoon City por primera vez. Un título en el que tras producirse un accidente en los alrededores de la ciudad nos sitúa a un reducido grupo del equipo STARS investigando los acontecimientos donde tomaremos el control de personajes emblemáticos como Jill Valentine o Chris Redfield. Una vez elegido nuestro personaje, ya solo nos quedará indagar más sobre que sucedió realmente con el otro equipo de la unidad Bravo; el resto como se suele decir es historia.

Pero este Resident Evil tuvo un impacto muy importante tanto para la crítica como para la comunidad de fans ya que para ellos este título no inventó nada. Su éxito radica en que supo beber de muchas fuentes y aunar tal número de géneros de forma tan brillante y efectiva, que dio como resultado la creación de uno propio. Aunque esto tampoco hubiera sido posible si no buscara esa estética cinematográfica, orientada al género del terror, y más concretamente al género zombie. Orientación que además se vería potenciada por sus cinemáticas con actores reales y ese necesario (pero magistral) uso de las cámaras y escenarios fijos. En aquella época, juntar ese diseño de escenarios, los puzzles, el backtracking, la narrativa a partir de archivos e incluso su mínimo componente de acción, supusieron un salto tremendo, y fue muy refrescante para los que veníamos de videoaventuras o aventuras gráficas. Unos orígenes que sin duda merecen ser experimentados por cualquier amante del terror, donde nace Resident Evil, nace la leyenda.

Resident Evil
Resident Evil 2 es el título que sentó las bases del éxito en la franquicia, situando sus acontecimientos unos meses después de todo lo ocurrido en la primera entrega donde ya la mayoría de sus habitantes han sufrido las consecuencias del terrible virus. Es en ese momento donde tendremos que ver que camino tomamos, si decidimos ayudar a un policía novato como Leon S. Kennedy en su intento de solventar las cosas, o por el contrario ayudamos a Claire Redfield a buscar a su hermano desaparecido. Todo ello sucediendo dentro del emblemático departamento de policía que esconderá entre sus paredes muchos secretos así como momentos de auténtica tensión que ya son por derecho propio historia de los videojuegos, que por primera vez llegaba traducido al español.

Sin duda también fue un título que supo encontrar auténtico amor por parte de la comunidad y dio a pie a pensar que estamos ante el nacimiento de una saga de las grandes, porque si el título anterior fue el que sembró la semilla, éste se puede considerar con el que se empezó a cosechar buena parte del éxito y repercusión que tiene actualmente la saga. Dio un salto palpable a nivel técnico, situaba la historia en un escenario más reconocible, e hizo que el peso recayera en dos personajes que por su forma de ser resultaban más atractivos para el jugador ocasional. Por otro lado, a pesar de que desaparecieron las cinemáticas con actores reales, se potenció mucho más el componente cinematográfico, dejándonos entre otras cosas algunas de las secuencias más recordadas de la serie. Todo esto, por supuesto, sin dejar de lado las bases ya vistas en el título anterior e incluyendo nuevas mecánicas como el zapping system. Como contrapunto se redujo un poco la complejidad de los acertijos y se apostó algo más por la acción (sólo algo más), presentando entre otras cosas una gran variedad de armas.

 

Tras estas dos entregas desde Capcom ya empezaron a vislumbrar la fórmula del éxito y decidieron digamos de algún modo cerrar estas historias de Racoon City poniéndonos una vez más en las manos de Jill Valentine para hacer frente a la epidemia y a un tal Nemesis en un título tan querido como es Resident Evil 3. Donde nuestra protagonista deberá escapar de la infectada ciudad e intentar salvar su vida ya que esta bestia solo tiene un objetivo, matar a todos los miembros de STARS que queden con vida, ¿lo conseguirá o morirá en el intento?

Sin embargo a pesar de la rápida salida que tuvo este título con respecto a su predecesor, para la comunidad a pesar de tener un 3 en su título, el hecho de que saliera tan seguido al anterior y reutilizara buena parte de sus recursos técnicos, ha conseguido que, sin desmerecer todas sus virtudes, se vea más como una “expansión” que como una nueva entrega numerada. Aun así, es considerada como una de las entregas más queridas por el fan. En parte porque muchos se iniciaron en la franquicia con ella y sobre todo por contar con uno de los enemigos más carismáticos y recordados de toda la saga. Entre sus virtudes cabe destacar un mapeado más grande y variado, un sistema básico de elecciones y la posibilidad de crear tu propia munición. Las mecánicas suelen ser en esencia las mismas que en títulos anteriores, e incluso cuenta con algunos de los puzzles más trabajados de la serie. Aunque si destaca por algo es por el incremento considerable en el componente de acción, justificado en parte por la propia historia. Aquí ya empieza a verse un poco dibujada la tendencia que seguiría la saga en títulos posteriores.

Resident Evil
Antes del cambio de mentalidad de Capcom respecto al devenir de la saga Resident Evil cabe hacer mención a títulos que se concibieron más como a modo experimental pero que han sabido ganarse un hueco en la comunidad incluso a día de hoy como se puede apreciar con las múltiples peticiones de un remake de Code Veronica. La cual siempre ha sido considerada como la “tercera parte espiritual” de la saga. Incluso con más derecho a ostentar el número que la anterior. Y es que, aparte de ser continuación directa de Resident Evil 2 (por lo que concierne a Claire Redfield), también serviría como punto de partida para el importante arco argumental que finalizaría la historia original en Resident Evil 5. Incluso como historia independiente desprende un cariz especial, tratando a los personajes y situaciones con una profundidad y simbolismos pocas veces visto en la saga. Y en cuanto al juego en sí, tendríamos el primer gran salto tecnológico de la franquicia, destacando sobre todo por ser el primer título sin escenarios pre-renderizados y por tener algunos de los puzzles más trabajados de la saga.

Pero no solamente se intentó expandir el lore de la saga con esta entrega sino que entonces vieron la oportunidad de plantear al máximo como se había llegado a esta situaciones y mutaciones que asolaban Racoon City. Por lo que Capcom decidió aprovechar el momento para lanzar lo que se conocería como Resident Evil Zero, un título muy ambicioso y algo innovador que además de llegar para una consola que había quedado opacada por la competencia, y en una época en la que la fórmula  empezaba a presentar signos muy evidentes de cansancio, no supo llamar ni convencer a la comunidad. Esto, unido a una serie de decisiones de diseño algo polémicas, como el uso de dos personajes simultáneos o la desaparición de los baúles. A pesar de todo, sería muy injusto no reconocer que es el título más brillante a nivel técnico de esta época clásica, con un diseño de escenarios sólo superados por la primera entrega, unos puzzles desafiantes y una historia, que aunque tiene sus peros, está muy bien contada y te atrapa desde el primer momento.

Y con esto y un bizcocho ponemos fin a una primera y diferenciadora etapa para la franquicia donde el terror a su manera había sido el eje de todo el desarrollo y el éxito pero que a la vez como suele ocurrir en muchos casos, empezaba a desgastar la fórmula. Por lo que los desarrolladores decidieron darle un giro de vuelta y abandonar el género para centrar sus títulos en una acción sin precedentes.

 

EL SALTO A LA ACCIÓN (DEL 4 al 6)

Llegamos al año 2005 donde sale el que para mucha gente es el cambio que necesitaba la saga y uno de los mejores títulos no ya de la saga sino de la historia, y es que Resident Evil 4 suponía un cambio bastante importante para el rumbo de Capcom que decidía dejar en un segundo plano el terror y centrarse en la acción. Y el hombre elegido para llevarnos esta aventura será de nuevo Leon S. Kennedy donde después de 6 años de los acontecimientos sucedidos en la primera entrega deberemos rescatar a la hija del presidente de los EE.UU ni más ni menos. Ya solo que con esta pincelada se puede intuir el cambio radical que va a tomar la franquicia hacia la acción y el surgimiento de dos comunidades de fans dentro de la franquicia; o lo amas o lo odias.

Nos despedíamos así definitivamente de la mítica Racoon City algo que la comunidad de fans ya venía notando en falta tras los últimos títulos, la fórmula que había surgido con el primer título empezaba a mostrar signos de cansancio. El género se había estancado, los fans pedían algo más y la franquicia corría más peligro que nunca.
Fue entonces cuando Mikami decidió dar un cambio radical y reorientar el género hacia la acción, dejando de lado o rebajando la mayoría de elementos que componían la fórmula clásica. El resultado no dejó indiferente a nadie. Todo el mundo reconoció que era un gran juego, y el tiempo lo ha puesto en su lugar, siendo uno de los títulos que sentaron las bases del Third Person Shooter actual.
Sin embargo, fuera de eso, la ausencia de los elementos más característicos de la fórmula clásica y una historia algo cuestionable, entre otras cosas,  hicieron que no todo el fandom lo viera con tan buenos ojos. Paradójicamente, el motivo por el cual había cambiado y que en cierto modo salvó a la franquicia, fue el detonante de una división en la comunidad que llegaría a durar más de 10 años…

A pesar de todo lo comentado, con Resident Evil 5 se decidió mantener la fórmula de la acción y ofrecernos una nueva aventura con viejos conocidos como Chris Redfield y Jill Valentine quienes años después de los eventos de la cuarta entrega deberán seguir la pista de unas peligrosas armas biológicas de la compañía Umbrella que han sido vendidas a terroristas. Donde su viaje les llevará a numerosas localizaciones de África y a multitud de eventos que hacen que este título ya a nivel personal pero creo que mayoritario se aleje por completo de cualquier pizca de terror, algo que mantuvo la división de la comunidad que se había generado, pero Capcom seguía adelante y nos ofrecía un videojuego que acabó siendo un éxito de ventas aunque ya no tanto en cuestión a fama por crítica y usuarios.

Ya que como hemos reflejado, gran parte de la comunidad veía que definitivamente optaban por alejarse aún más de lo poco que quedaba de lo clásico y enfocaron el juego en su totalidad a la acción. Añadieron elementos tan interesantes como un cooperativo, modos de juego online y una historia muy ambiciosa que traía de vuelta al villano más carismático de la serie. Era el colofón del arco argumental que se había iniciado en el primer título y que llevaba preparándose desde Code: Veronica.

Llegamos al meme con patas (en general, no tiene connotación negativa) que fue y sigue siendo en la actualidad Resident Evil 6 dado que es el título de la discordia y que siempre escucharas que sale en cualquier debate sobre la saga. Un título que podríamos considerar como intergeneracional y de ahí posiblemente la gran ambición que se tuvo con este título en todos los aspectos. La trama nos sitúa en un auténtico embrollo con el presidente de EE.UU y una vez más con Leon como protagonista, quién se verá afectado por numerosos acontecimientos del virus que ya le asoló en la segunda entrega, debiendo poner fin a todo aquel pasado que tanto ha atormentado a la humanidad, así como la vuelta de personajes míticos como Ada Wong.

Pero a pesar de que esta propuesta de pura acción parecía tener todos los componentes para consagrarse como el mejor Resident Evil de la historia, la cosa no salió como se esperaba.  La mayor superproducción jamás realizada en la franquicia, que contaba con una compleja trama cinematográfica, entrelazada en cuatro campañas, y que prometía abarcar distintos géneros jugables, devolviendo la esencia que había perdido la serie. Todo ello con un cooperativo online que además se extendía a un sinfín de modos extra orientados al multijugador.

La premisa era prometedora y el juego resultaba impecable a nivel visual y sonoro, como si de una película se tratara. Pero fuera de eso, contaba con un argumento muy caótico y difícil de seguir, un control complicado, exceso de QTEs y el hecho de que, a pesar de prometer variedad jugable, al final todo desembocaba en la acción más frenética jamás vista antes.
Tal y como era de esperar, esto ocasionó que las críticas fueran si cabe aún más duras que con las entregas anteriores, y al final, aunque el título tuviera sus virtudes, lo negativo acabó empañando lo positivo e hizo que fuera el peor valorado hasta la fecha.

 

BUSCANDO LA ESENCIA PERDIDA (DEL 7 A 3 REMAKE)

Con una comunidad dividida y una sexta entrega brutalmente apaleada por el sector más purista Capcom se dio cuenta de que debían volver a recuperar la esencia del terror que se había perdido con las tres últimas entregas. Pero no solamente bastaba con volver a recuperar la fórmula del pasado sino que además se debía arriesgar con otro cambio que volvió a generar división una vez más. Resident Evil 7 supuso el regreso del terror pero en primera persona, algo inédito hasta la fecha pero que estaba siendo el gran recurso utilizado por el resto de juegos de terror del momento. Por lo que abandonando personajes emblemáticos de la saga, el título nos sitúa en una extraña granja o finca del Estado de Alabama, una vez que nuestro protagonista ha recibido un misterioso mensaje de su esposa, la cual aparentemente había muerto años atrás; embarcándose en una aventura por descubrir todos los enigmas de la familia Baker.

Así nació Resident Evil 7, que a pesar de presentar un motor nuevo, una perspectiva diferente y una historia que se alejaba bastante de los cánones clásicos, era toda una oda al fan y una vuelta total a la fórmula inicial. La reacción positiva fue unánime, y salvo críticas por el argumento o por la nueva perspectiva, contentó a todo el mundo. Por primera vez en mucho tiempo el fandom volvía a estar unido, demostrando que éste era el camino a seguir.

Con el Remake del 2 se convirtió en realidad uno de los grandes mitos y deseos de toda la comunidad de videojuegos por lo que es mejor que os deje simplemente con las palabras de los fans ante un acontecimiento histórico:

“Este remake se llevaba pidiendo prácticamente desde que salió el primero, y aun después de anunciarse, tardó tanto en salir que la gente había perdido toda esperanza. Aun así, cuando llegó a nuestras manos faltó tiempo para bañarlo en elogios. Un acabado técnico soberbio y un respeto por la esencia del título original como no se había visto antes. Sólo para los más puristas no llegó a la altura del primero, debido sobre todo a una serie de malas decisiones en cuanto a la continuidad argumental de sus dos escenarios”.

Y para rematar la faena nuestros compañeros de @RESHorror nos han brindado unas breves impresiones del inminente Resident Evil 3 Remake para que podáis haceros a la idea de lo que se nos viene encima desde el punto de vista de un auténtico fan de la saga:

“A nivel argumental, el juego mantiene en líneas generales el argumento del original, aunque con algunos cambios sustanciales. Encontramos muchas situaciones y localizaciones nuevas, otras que están cambiadas y varias que directamente se han eliminado. También se mantienen los mismos personajes, desarrollando un poco más a los protagonistas y dándole  importancia a algunos secundarios. En cuanto a criaturas, mencionar que hay ausencias importantes respecto al original, pero las que están dan la talla de sobra, superando incluso a las precedentes. Especial atención hay que poner en Nemesis, al que no sólo se le ha dado una vuelta de tuerca en la estética, sino también en cuanto a mecánicas. Es la estrella del juego, sin lugar a dudas.

A nivel jugable, a pesar de mantener casi todas las mecánicas, el título dista de lo visto en RE2 y, de acuerdo a cómo era el original, se centra más en la acción en detrimento de la exploración y resolución de puzzles. Estos dos últimos elementos están bastante por debajo del original. Es un juego relativamente corto, pudiéndose terminar en menos de 5 horas si vas tranquilamente, aunque con muchos incentivos para rejugarlo cuantas veces se precise.

En conclusión, un título correcto y muy divertido, pero que al fan puede dejarle una sensación un tanto agridulce, como si realmente hubiera podido ser más”.

 

EL FUTURO DE RESIDENT EVIL

A servidor os adelanto al final que su saga predilecta de terror es Silent Hill, por lo que siempre había tenido cierta reticencia en su momento a esta franquicia; pero conforme iba disfrutando de cada uno de sus juegos llegue a comprender la grandeza de Resident Evil y sobre todo lo que supone para la industria en la actualidad siendo el único pilar firme sobre el que se sostiene uno de mis géneros favoritos. No sabemos exactamente si en Resident Evil 8 veremos otra vez la cámara en primera persona o si volveremos a la tercera, tampoco ambientación ni personajes; pero una cosa esta clara, Resident Evil está más vivo y más fuerte que nunca.

Para la comunidad el futuro también resulta incierto viendo los diferentes cambios que Capcom siempre está dispuesta a hacer pero si hay algo a lo que nos ha acostumbrado Capcom durante estos años es a estar preparados para todo. Hemos pasado por tres épocas en las que Resident Evil ha estado en continua renovación, reinventándose a sí misma con cada entrega. Y quizá esa postura proactiva en pos de las últimas tendencias sea la clave de su supervivencia y éxito, a pesar de las críticas.
¿Qué nos espera en el futuro? Pues hay dos líneas claras. Por un lado van a seguir con los remakes, y el siguiente si no es uno nuevo de la primera entrega, lo será del tan solicitado Code: Veronica. Y por otro lado, van a continuar con la octava entrega, que seguramente vuelva a explorar nuevas historias originales, pero con un enfoque clásico y haciendo uso de protagonistas no tan experimentados como los de las últimas entregas.

Pero ahora lo que toca es disfrutar de la nueva entrega de Resident Evil 3 Remake, volver al terror y una última vez a las calles de Raccoon City

 

“Septiembre 28, de día…los monstruos han tomado la ciudad, de algún modo…aún sigo viva”

Deja un comentario

X
Ir a la barra de herramientas