Final Fantasy VIII Remastered

PlayStation 4
Seguir
7

Bueno

8.2

Nota Usuarios

Esta semana recordamos… Final Fantasy VIII

Final Fantasy VIII

ESTA SEMANA RECORDAMOS… FINAL FANTASY VIII

Volvemos una vez más con una sección de lo más nostálgica en la que un servidor procura traeros las grandes joyas de todas las generaciones pasadas de PlayStation. En esta ocasión habéis sido vosotros los encargados de elegir el protagonista de esta semana en nuestra cuenta de Twitter; por lo que abrocharos los cinturones y encender vuestra PlayStation porque este “jardín” está apunto de despegar hasta 1999, hasta una fantasía creada por «SquareSoft», hasta el que es el título favorito de toda la franquicia para un servidor… Empezamos el merecido homenaje a Final Fantasy VIII.

Final Fantasy VIII

(Este homenaje contendrá pequeños fragmentos del argumento de la obra que pueden ser considerados como spoiler, absteneros todos aquellos interesados en jugarlo por primera vez)

Por donde podría empezar, son tantas las emociones y momentos que transmite esta saga y esta entrega en particular, que resulta realmente difícil saber cómo afrontarlo. Un juego amado u odiado, siempre a la sombra de la séptima entrega, a las críticas extremadamente duras por un sector de la comunidad que no vieron satisfechas sus expectativas ante una continuación de las aventuras de Cloud y compañía. Pues no, aquello no ocurrió y «Yoshinori Kitase» decidió abrirnos un nuevo mundo y fantasía a explorar, la que nos proponían todos aquellos jardines en los que se adiestraba a los nuevos guerreros que protegerían al mundo de la amenaza de las brujas… pero había cierto muchacho que prefería dedicar su tiempo a actividades extraescolares junto a su colega Seifer.

Y es aquí desde el momento cero, desde que iniciamos la partida, donde sabemos que lo que nos depara en adelante va a ser una de las mejores experiencias que puede tener cualquier jugador con uno de los mejores opening (sino el mejor) que he podido sentir en tantos años como jugador, suena Liberi Fatali, empieza la fantasía y tomamos el control de Squall, un joven que como todo el mundo dice, es un emo sin remedio que pasa de todo el mundo, pero ¿es esto verdad? ¿Qué misterio existe detrás de las brujas? ¿Cuál es el propósito de estos jardines? Incógnitas y más misterios que descubriremos a lo largo de nuestro viaje. Pero no estaremos solos ya que si lógicamente una de las cosas que más caracteriza a esta franquicia, son los diferentes grupos de personajes que se crean y las excepcionales personalidades que se van creando, desde el principio con Quistis o Zell, pasando por Rinoa o Selphie y el resto de la tropa. Todos juntos conseguirán hacer de Squall uno de los protagonistas más realistas que puede haber en un videojuego, con sus inseguridades y temores, reacio a mostrar sus sentimientos o compartir su vida con alguien, porque como en la vida, no todos están hechos para radiar felicidad constantemente.

Final Fantasy VIII

Siendo esto uno de los puntos más criticados, donde afirman que la historia de amor en torno a la cual gira este Final Fantasy VIII con Rinoa y Squall, está mal construida. Pues permitirme decir que me parece que esto es totalmente erróneo, y vuelvo a repetir uno de los datos mencionados, ¡REALISMO! Poco a poco se van formando esos lazos, los momentos bonitos, las discusiones, el pasado de cada uno de ellos, un chico de orfanato y una hija de un presidente, luchando por un mismo objetivo, hasta que al final sus motivaciones acaban siendo las mismas, protegerse el uno al otro. Porque son los matices los que construyen la historia a lo largo de toda la entrega, más allá de lo enrevesado que pueda ser ese paradigma del espacio-tiempo. Porque sí, esto último es uno de los puntos más laureados por toda la comunidad, el poder conocer la historia del pasado de estos protagonistas, las desventuras del bueno de Laguna años atrás. Algo que la primera vez que jugué me dejó digamos que bastante descolocado, ¿Quiénes eran esos tipos de repente, donde estaban el resto? Pero poco a poco con unas partes cortas en las que nos permiten hacer uso de ellos, consiguen que empaticemos al 100% con su historia, porque Final Fantasy VIII no es solamente la historia de Squall, es el pasado de todos esos niños del orfanato, el pasado fuera del jardín, de Seifer y su relación con Rinoa, la buena de Eleonor y sus poderes y las misteriosas brujas.

 

Realmente esa es para mí la clave del éxito de esta octava fantasía y para muchas también la de su fracaso, el riesgo, las ganas de innovar. Porque esto es algo que los asiduos a la página habrán podido entrever en los reportajes sobre Final Fantasy, esta es una saga que siempre, repito SIEMPRE ha buscado el cambio, la novedad, no quedarse estancado en el pasado, buscar su identidad dentro de tantos títulos de tamaña calidad. Pero es que en este título, Square coge esa idea y nos la estampa en la cara, no solo en la manera de contarnos una trama tan compleja sino como no podía ser de otra manera, en su característico combate por turnos. El cual cambia por completo el sistema y lo basa todo en la extracción de magias, siendo estas las encargadas de determinar las diferentes características que tendrán los personajes, por lo que le aporta un componente estratégico a la hora de decidir que magias usar que a mi por lo menos siempre me ha encantado aunque en este punto si que puedo comprender a la gente que piensa que es tedioso recolectarlas o que en cierta manera limita tus posibilidades.

Final Fantasy VIII

Pero además de esto, el uso de las invocaciones como ocurre en cualquier Final Fantasy, son espectaculares, pero en este título en particular su significado y el porque recurrimos tanto a ellas en combate, tiene su explicación al final de la trama y eso te deja maravillado ante como han pesado hasta detalles a los que nadie les habría dado importancia. Por último para cerrar lo que sería este apartado de la jugabilidad no me puedo olvidar de una de las cosas más curiosas que tiene este videojuego y es que los enemigos suben de nivel al mismo ritmo que tu por lo que es inútil que te tires horas y horas farmeando ya que no servirá para nada; algo que le aporta un sentido total a todas las ideas y cambios introducidos, haciendo del sistema de combate del VIII una de las mejores experiencias.

Combates que no solamente se librarán solos, sino que irán junto a momentos inolvidables de los muchos que viviremos en esta entrega, como es el examen de Seed con esa llegada a la playa y como luego vamos con nuestro equipo derrotando a los enemigos por la ciudad. O el desfile de la bruja con resultado nefasto por culpa de Irvine, la revelación del pasado en común de todos esos niños del orfanato, siendo esta sin duda mi escena favorita por todas las emociones que vas calculando hasta ese momento. Final Fantasy VIII es sin lugar a dudas uno de los videojuegos con los que más recuerdos y momentos atesoraréis en vuestra memoria para siempre y es que se nota el cariño con el que están pensadas muchas de estas escenas y como logran el mayor impacto en el jugador a través de las más de 30h de duración.

Pero todo esto tampoco sería posible si no contáramos una vez más con la espectacular banda sonora de Nobuo Uematsu, quien para mi hace en este título su mayor obra hasta la fecha y es que sin incontables las melodías que siempre escucho de este juego, desde el tema del jardín de Balamb, pasando por Fisherman´s Horizon o por Breezy, y me podría tirar así hasta mañana, haciendo cada tema que me entren unas ganas locas por formar parte de alguno de esos misteriosos jardines. Porque te meten en ese universo, vives sus fracasos, sus éxitos con ellos, uno no juega a Final Fantasy VIII, lo vive.

ROXAS98: “Final Fantasy VIII supuso para mi una de las mejores experiencias que he vivido en el mundo de los videojuegos, un título que no te deja indiferente, o lo amas o lo odias. Un juego lleno de emociones y sentimientos que te desbordarán a lo largo de sus más de 30h de duración y que podrán convertirse como para un servidor en las mejores horas de la historia junto a la mejor historia de amor jamás contada.”

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

Debes utilizar estasHTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

X