Devil May Cry 5

PlayStation 4
Seguir
9.5

Nota Usuarios

Esta semana recordamos… Devil May Cry

Devil May Cry

ESTA SEMANA RECORDAMOS… DEVIL MAY CRY

Esta semana regresamos con la sección de homenajes para despedir este año 2019 de la mejor forma posible y aprovechando que esta semana era el cumpleaños del maestro “Hideki Kamiya”, que mejor forma de celebrarlo que rindiendo un homenaje al que sería el título que encumbró al autor y al género “hack and slash” a lo más alto. Nada más y menos que uno de los pilares de la industria del videojuego, la primera entrega de Devil May Cry, así que…¡Let´s Rock!

Devil May Cry

 

(Este homenaje contendrá pequeños fragmentos del argumento de la obra que pueden ser considerados como spoiler, absteneros todos aquellos interesados en jugarlo por primera vez)

Principios de siglo, año 2001 y nuestra querida PlayStation 2 como protagonista. Un estudio japonés tan laureado en la actualidad “Capcom” como promotor de la idea y un hombre que cambiaría la industria para siempre como “Hideki Kamiya” antes de fundar “Platinum Games”. Salía al mercado el videojuego que encumbró al género “hack and slash”, el primer Devil May Cry con Dante como protagonista, descubriendo a muchos jugadores su género favorito en la industria de los videojuegos.

Es precisamente con nuestro protagonista con el comenzamos esta impresionante aventura en la oficina del matedemonios más temible en busca de venganza, donde Dante se ve atacado por Trish a modo de prueba para ver si está preparado para hacer frente al desafío final de acabar de una vez por todas con el malvado Mundus. Historia clásica sobre la cual el título tampoco quiere profundizar mucho y nos planta directamente en el temido castillo donde se desarrollará el resto del título y aunque a primera vista la historia puede parecer simplista y sin ganas, la saga Devil May Cry ha demostrado que posee un lore bastante potente con el conjunto de sus entregas numeradas. Pero si algo estaba claro es que esta entrega venía a conquistarnos no por su trama sino por el apartado de la jugabilidad.

Devil May Cry

Este apartado es sin duda la clave del éxito no solo de este título claro está, sino de toda la saga y sucesores de este género. Presentando un frenetismo y libertad en los combates nunca vistos hasta la fecha, donde a pesar de las limitaciones de la época sobre todo con la cámara, te conseguía transmitir de forma fidedigna esa sensación de repartir mamporros a todos con una gran satisfacción y mecánicas bastante ingeniosas. Es aquí donde quiero destacar la gran presentación de los diferentes jefes, donde todos tienen su explicación, su historia y es que aparte de presentar un set de movimientos distinto y único, suponían un verdadero reto para el jugador. Porque conozco mucha gente que nada más llega a la araña gigante eran incapaces de acabar con ella y se daban cuenta de que esto no era un simple machaca botones, sino que realmente yo lo concibo como un baile en el que tenemos que esta siempre en perfecta sincronía con los movimientos y habilidades de Dante si queremos tener éxito en nuestra misión. Esta primera entrega tiene una cantidad inmensa de combates legendarios que han quedado para el recuerdo y eso es algo muy de alabar en una industria actual donde muchos juegos pecan de repetición de enemigos y jefes a pesar de ser muy buenos juegos.

Devil May Cry

Ahora que hemos tocado el tema de las habilidades es momento de volver a quitarme el sombrero con las grandes posibilidades que nos ofrece el título en esta materia, ya no solo es algo impresionante la alternancia de armas de fuego con ataques físicos. Sino que enciman te proporcionan diferentes habilidades especiales muy diferentes entre sí que permiten al jugador afrontar la estrategia de la manera que considere oportuna. Esto es algo que siempre me ha fascinado ya que hoy en día estamos acostumbrados a asociar la libertad con enorme mundos abiertos, pero que queréis que os diga a mi este Devil May Cry con sus cámaras fijas y sus salas pequeñas, gracias a sus posibilidades jugables me transmitió más libertad que muchos de estos enormes mundos vacíos que podemos jugar en la actualidad.

Si a todo esto le unimos un plantel de personajes más que interesante y sobre todo la abrumadora personalidad de Dante, pues todo parecía indicar que iba a ser un éxito incontestable, porque cuando todas las piezas encajan se nota. Aunque a nivel personal no me parezca que sea un título que destaque en cuanto a su banda sonora o su apartado gráfico, esto no lastra de ninguna manera el resultado final del título. Pero si que hay una cosa que me gustaría mencionar antes de ir finalizando este homenaje y es que por favor… ¡No más niveles de agua en los videojuegos! Porque fijaos que el diseño de niveles me parece uno de los puntos fuertes de este Devil May Cry, la manera de proponernos diferentes tipos de fases, con algunas incluso a modo contrarreloj o con cierto plataformeo son sublimes. Sobre todo como incita a la rejugabilidad al dividir la historia en diferentes capítulos en los cuales recibimos una nota en función de nuestros resultados en el mismo, algo que es bastante adictivo y que cualquiera que lo haya jugado lo puede confirmar.

Así que como conclusión no solo al trabajo de Hideki Kamiya y al realizado en la actualidad por el equipo de Capcom, merecen un verdadero homenaje a lo que supusieron para la industria, pero sobre todo nunca es mal momento para jugar un poco con Dante en este fantástico Devil May Cry.

ROXAS 98: “ Devil May Cry no solo supuso el descubrimiento de la figura de Hideki Kamiya dentro del mundo de los videojuegos, sino que sirvió como base e inspiración para el desarrollo de todos los títulos que conocemos en la actualidad como hack and slash. Por lo que todos estos componentes constituyen el coctel ideal para poder nombrar a este videojuego uno de los pilares de la industrial actual del videojuego tal y como la conocemos; así que ¡Let´s Rock!”

Con una llave espada bajo el brazo desde que tengo uso de razón. Desde entonces amante de PlayStation y de los JRPG.

Deja un comentario

X
Ir a la barra de herramientas