El director de Watch Dogs Legion habla sobre el control de toda la ciudad

Watch Dogs Legion

Clint Hocking, director de Watch Dogs Legion, ha hablado con el medio Gamingbolt sobre como surgió la idea de controlar toda la ciudad.

“La innovación de jugar como cualquiera emergió de una forma muy natural cuando empezamos a estudiar los pilares de la saga Watch Dogs y el cómo había venido evolucionando ésta. Una de las promesas originales de la marca era la habilidad del jugador para hackear las vidas de cualquier personaje que vean de su mundo, y aprender todo de ellos a través de la herramienta Profiler”.

“Para Watch Dogs Legion queriamos llevar la promesa del Profiler un paso mas allá, haciendo que todo el mundo viviera vidas plenamente simuladas. Al mismo tiempo, también estudiamos cómo evolucionó DedSec con el tiempo, de ser un grupo que trabaja en las sombras con Aiden en el Watch Dogs original, a ser un grupo de hackers mucho más festivo en Watch Dogs 2”.

“Nos preguntamos a nosotros mismos si el poder construir vuestro propio DedSect endría sentido, y una vez que la idea empezó a tomar forma con una simulación completa de población, la idea de que cualquier personaje pudiera ser tu próximo héroe plenamente controlable tomó completo sentido”.

Watch Dogs Legion nos llevará a vivir una experiencia en un Londres totalitario tras la salida de la Unión Europea mediante el Brexit. Una visión dónde los ciudadanos han estado oprimidos y han sido obligados a tomar cartas en el asunto. Localiza y recluta a cualquier NPC del juego para que se una a la resistencia. El juego destaca por esa posibilidad de poder escoger entre varios NPCs para cumplir con nuestro objetivo. Además ofrecerá a los jugadores un arsenal variado para poder hacer frente a los peligros que se encontrarán en las calles de Londres. Os recordamos que el juego que saldrá el 6 de marzo

Jefe de Redacción. Santa Lucía es mi patrona. De día me dedico a los videojuegos, por la noche hago callar a los débiles.

Deja un comentario

X
Ir a la barra de herramientas