¿Qué esperamos del RPG del universo Harry Potter?

¿Qué esperamos del RPG del universo Harry Potter?

Hace unos meses se filtró un video de un supuesto juego de rol desarrollado por Avalanche Software y ambientado en el universo de Harry Potter creado por J.K. Rowling. Nos encontramos ante una obra que ha influido, principalmente, en una gran parte de los jóvenes nacidos a finales de los años 80 y a lo largo de los 90 y que, a día de hoy, forman una parte importante del núcleo de jugadores de videojuegos. La cantidad de seguidores de la franquicia y la pasión que ponen en la saga, aun a día de hoy, más de 10 años después de la salida al mercado de la última novela o 7 años desde la última película (sin contar los spin-offs) hace que, para los fervientes seguidores del mago, esta sea gran oportunidad poder disfrutar del universo Harry Potter de una forma muy diferente. Aunque ya ha habido videojuegos basados en El Niño que Sobrevivió, pocos de ellos han hecho justicia a la obra de Rowling.

Antes de comenzar con la nueva entrega, de la que conocemos poco más que la desarrolladora, un tráiler y algunos datos sueltos, que no son más que rumores, repasemos los videojuegos de Harry Potter que hemos podido disfrutar a lo largo de los años.

  • Harry Potter y la Piedra Filosofal. (EA, 2001)
  • Harry Potter y la Cámara Secreta. (EA, 2002)
  • Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. (EA, 2004)
  • Harry Potter y el Cáliz de Fuego. (EA, 2005)
  • Harry Potter y la Orden del Fénix. (EA, 2006)
  • Harry Potter y el Misterio del Príncipe. (EA, 2009)
  • Harry Potter y las Reliquias de la Muerte parte 1. (EA, 2010)
  • Harry Potter y las Reliquias de la Muerte parte 2. (EA, 2011)
  • Harry Potter Quidditch Copa del Mundo. (EA, 2003)
  • LEGO Harry Potter años 1-4. (Traveller’s Tales, 2010)
  • LEGO Harry Potter años 5-7. (Traveller’s Tales, 2011)
  • El libro de los hechizos. (SIE London Studio, 2012)
  • El libro de las pociones. (SIE London Studio, 2013)

Todos estos juegos, salvo El libro de los hechizos y El libro de las pociones (ambos títulos exclusivos de PlayStation 3, que hacían uso de la cámara de PlayStation, los mandos Move y el libro Wonderbook), son multiplataforma y, se les podría llamar también, multigénero. Una misma entrega, poniendo como ejemplo la primera, La Piedra Filosofal, en una plataforma como PlayStation 1 era un juego de acción y aventura, mientras que en Game Boy Color se trataba de un juego de rol. Como vemos, salvo los citados juegos del Wonderbook y los Lego, han sido desarrollados por EA, junto con otros estudios menores, aunque eran ellos los que tomaban las decisiones acerca de cómo sería el juego. Parece que conociendo que los juegos iban a vender sólo por llevar el nombre de Harry Potter en la portada, han usado la saga a lo largo de los años como un campo de pruebas, más que aprovechar el potencial de la saga para hacer juegos realmente importantes para la industria.

Dentro de las consolas de PlayStation se han tocado muchos géneros diferentes. Sería muy complicado abarcarlo todo en un reportaje cuyo fin no es ese, ya que incluso un juego intergeneracional no sólo sufría un cambio gráfico a mejor, sino que, la segunda entrega, La Cámara Secreta, fue un juego distinto en sus versiones de PlayStation 1 y PlayStation 2. Obviamente estaban basados en las novelas y películas, y por tanto la historia era la misma, pero no la manera de contarla.

En las dos primeras entregas nos encontramos con aventuras que permitían un poco de exploración, pero que al fin y al cabo eran juegos más o menos “pasilleros”. Podías investigar para encontrar algún secreto o camino oculto donde recoger unas cuantas grajeas Bertie Bott de todos los sabores, pero poco más.

Esto cambió en el año 2.004, con la llegada a PlayStation 2 de la tercera parte, Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Esta vez se nos permitía explorar Hogwarts como nunca antes, algo que para los amantes de la saga ha quedado marcado. Cuando llegamos a cierta parte del juego desbloqueamos a Buckbeack, el hipogrifo de Hagrid. A lomos de este híbrido entre caballo y águila podemos surcar los cielos del castillo y simplemente pasearnos por una de las mejores recreaciones de Hogwarts que se ha hecho en los videojuegos.

A partir de aquí, la mayoría de personas que fueron jugando a la saga a lo largo de los años opinan que empezó a caer. La cuarta entrega era un juego de acción con cámara aérea en el que podíamos cambiar entre cualquiera de los protagonistas en cualquier momento, pero que buscaba más una acción, que en la saga, salvo momentos puntuales no existe y despreciando por completo la aventura y exploración de escenarios. Saltándonos dos juegos, metemos en este grupo de acción las dos entregas de las Reliquias de la Muerte. Aprovechando el auge del shooter durante los años 2.010 y 2.011, desde EA se decidió que era buena idea, que las dos últimas entregas numeras de la saga fueran shooters en 3ª persona. Tampoco funcionaron, la acción no es lo que esperan los seguidores, ni lo que necesita un juego basado en Harry Potter.

Volviendo a la 5ª y 6ª entrega que antes nos hemos dejado atrás, son juegos que se quedan a medio camino entre un género y otro, y aunque sí permiten que paseemos por el castillo y haya cierta sensación de libertad, no como la selección de niveles de sus predecesores, no llegaba a cuajar, ni caló tanto como Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

Por otro lado, y también de EA, en el año 2.003 salió la venta Harry Potter Quidditch Copa del Mundo, un juego basado en el deporte rey del mundo mágico, el Quidditch. En él, dos equipos se enfrentan entre ellos en una especie de balonmano sobre escobas. Un juego entretenido para la época y que aprovechó el tirón de las películas.

Ya de otras desarrolladoras nos encontramos con los, ya citados, exclusivos de Sony. El libro de los hechizos y El libro de las pociones, en ellos usábamos nuestros mandos de move a modo de varitas para así poder lanzar hechizos y elaborar pociones a lo largo de las pequeñas pruebas que nos iba proponiendo el juego.

Finalmente nos encontramos con los juegos de LEGO. Traveller’s Tales sabe lo que hace y, sobre todo, como hacerlo, para que cambiando poco a poco la fórmula de la base jugable, le salgan juegos buenos y entretenidos para la mayoría del público. Desde sus inicios con Star Wars, han ido adquiriendo derechos de diferentes sagas para transformarlas en estos pequeños muñecos y piezas de construcción, y como decimos, la mayoría de veces sus trabajos son geniales. En el caso de las dos entregas de Harry Potter (dividieron las 8 películas en dos juegos) nos encontramos con obras que, aprovechando los elementos LEGO recrean todos los lugares que visitan Harry, sus amigos y enemigos a lo largo de la saga. Todo esto, acompañado del humor, ya inherente a los juegos de LEGO, hace que sea una de las mejores formas que se ha desarrollado para poder disfrutar de la historia de Harry Potter en los videojuegos.

Tras hacer un repaso a todo lo que hemos podido ver de la saga en nuestras consolas, toca hablar de esta nueva entrega que, reiteramos, a día de hoy no es más que la filtración de un video que supuestamente forma parte del videojuego. La calidad del vídeo, así como la banda sonora, las imágenes que se ven y la sinopsis que se filtró hacen suponer que es cierto, que estamos ante un juego real, pero aun debemos esperar la confirmación oficial por parte de algunos de sus responsables. Y aunque los rumores indican que todo transcurriría en el S.XIX y alguno de los puntos que vamos a tratar de aquí en adelante no sería posible que se vieran, ya que sucedieron en tiempos posteriores.

Aún así vamos a empezar con algo que todos esperamos sí o sí, una recreación trabajada del universo de Harry Potter. Queremos recorrer localizaciones que conocemos de las novelas y las películas y que sean como las recordamos o las imaginamos. Sobre todo una buena adaptación de Hogwarts al videojuego. Escaleras que se muevan, pasillos ocultos, clases y otras localizaciones simbólicas del castillo que visitar como la Cámara de los Secretos o el Bosque Prohibido.

Pero de poco serviría tener unas localizaciones bien recreadas y detalladas si el propio universo no se ve vivo, y es que Hogwarts debe estar lleno de estudiantes, cuadros que nos hablen, profesores y una gran cantidad de criaturas mágicas que den vida al propio mundo.

Además para que esto funcione es importante que en un juego como este exista la libertad de movimiento. Como mínimo sería interesante, además de poder desplazarnos libremente por el interior del castillo, la posibilidad de usar las escobas u otros métodos (como los hipogrifos) para volar por las zonas exteriores.

Ahora, adentrándonos más en el apartado jugable y centrándonos en las mecánicas propias del RPG, sería interesante y algo que fomentaría la exploración, la inclusión tanto de diferentes equipamientos como de un sistema de elaboración de pociones. Bien sabemos que la varita escoge al mago, pero conforme avanzó la saga, pudimos comprobar como el que ganaba el duelo a otro mago podía obtener su varita, por lo que vencer a otros alumnos o, incluso, otros magos famosos de la época en la que nos encontremos. Además un sistema de mejoras de túnicas, sombreros o de varitas, que afecten tanto estadística como visualmente daría diversidad al título. Por otro lado, podríamos potenciar o conseguir habilidades por lapsos de tiempo con las pociones. No sólo la elaboración de pociones daría una motivación al jugador para explorar, ya que podría encontrar los materiales que juntar para así poder crear pociones en los calderos. Como hemos podido ver en la saga, podríamos convertirnos en otros personajes con la poción Multijugos o conseguir mejores recompensas por las misiones con unas gotas de Félix Felicis.

Entre estas recompensas de las que hablamos, como en todo juego de rol, encontraremos puntos de experiencia para subir de nivel. Ya que no se concibe a día de hoy un juego, casi cualquier género y aún menos de rol en el que nuestro personaje no vaya mejorando a lo largo del mismo. Esta serie de mejoras del personaje sería una buena oportunidad para aprender una gran cantidad de hechizos que se usan a lo largo de la saga, ya sean ofensivos o defensivos. Por otro lado, nos encontramos con los encantamientos, que a diferencia de los hechizos, estos tienen una utilidad para el personaje, más que para el propio combate. Aquí, como petición personal, además de hacer que las cosas leviten con un Wingardium Leviosaque no Leviosá – y desarmar a los enemigos con Expelliarmus, me gustaría que volviera ese mágico hechizo Flipendo, que todos los que jugamos los primeros juegos de la saga recordaremos.

En este caso desaparece completamente el combate cuerpo a cuerpo y es sustituido por las varitas. Hemos podido ver en el vídeo que se filtró, un par de escenas de lo que parece que es el combate, y aunque es un juego en tercera persona, la ejecución del mismo no se parece en nada a los shooters vistos en las últimas entregas. En esos pocos fragmentos se siente bastante más parecido a los combates entre magos vistos en las películas, que podrían ser hasta cierto punto coreográficos, que a diferencia de lo que era en los juegos citados, disparar con la varita como si lleváramos un rifle de asalto.

Así, llegamos a la historia y es que, como se puede ver en la filtración crearemos nuestro propio personaje. Esperemos que como todo alumno de Hogwarts, antes de llegar al colegio, comencemos en nuestra casa y tras recibir la carta que nos llama para el curso, hagamos nuestras compras en el Callejón Diagon. Además que, mediante una serie de preguntas, sea el Sombrero Seleccionador que, conforme a lo que hayamos respondido, nos coloque en una casa u otra.

Una vez asentados en el colegio y paralelamente a la historia que nos quieran contar, al igual que los protagonistas de la saga, seguimos siendo alumnos, por lo que las clases son un punto que no habría que dejar de lado. Así como las relaciones entre los alumnos, las “rencillas” que hay entre miembros de unas casas simplemente por el hecho de pertenecer a una u otra debe quedar plasmado en el título.

Al igual que en nuestro mundo, es en el deporte cuando este pique se acentúa más, por lo que el Quidditch no debería quedar en el olvido. Una fórmula parecida a la llevada a cabo por Square Enix en Final Fantasy X con el Blitzbol pero de una forma más dinámica y con las reglas y mecánicas propias del deporte rey del mundo mágico. También sería bueno añadir minijuegos que aportaran diversidad y que saquen a los alumnos del día a día como podría ser el ajedrez mágico, saliendo de Hogwarts a visitar ubicaciones de los alrededores como Hogsmeade o coleccionando Cromos de Magos y Brujas famosos, que podrían funcionar como coleccionable, además de intentar crear algún tipo de juego de “cartas” con ellos.

Finalmente tenemos la época, que como hemos dicho se rumorea que es del S.XIX no podremos ver caras conocidas como algunos de los profesores o el propio director Dumbledore. En este mismo sentido, tampoco serán los enemigos Voldermort y sus mortifagos ni Grindelwald (antagonista de los spin-offs Animales Fantásticos), por lo que esperemos que nos enfrentemos a un mago oscuro que esté, como mínimo al nivel de estos.

Así que aquí tenemos todo lo que ha sido Harry Potter en los videojuegos, lo que sabemos y lo que esperamos de este próximo título del que esperamos noticias más pronto que tarde. Un juego que bien ejecutado, puede tener gran éxito, simplemente por, como dijimos el principio, la gran base de fans que hay tras el universo creado por Rowling con las novelas, además de intentar captar gente, que por una cosa u otra, aun no conocen la saga más allá del nombre de El Niño que Sobrevivió.

1 Comentario

  1. te amo

    Respuesta

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

Debes utilizar estasHTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

X