Monster Hunter World

PlayStation 4
Seguir
8.8

Nota Usuarios

Impresiones de la Beta de Monster Hunter World

Impresiones de la Beta de Monster Hunter World

Durante el pasado fin de semana los usuarios de PlayStation 4, más concretamente aquellos que disponían de la suscripción al servicio de PSPlus, tuvimos la oportunidad de disfrutar de la beta de Monster Hunter World. Debo reconocer que los últimos juegos que disfruté de la franquicia fueron en PSP aunque he estado atento a las mecánicas introducidas en las entregas posteriores y que se implementarán también en este juego. Sin más dilación os dejamos con nuestras impresiones:

Durante la beta se nos mostró un limitado número de opciones de personalización de nuestro personaje y de nuestro inseparable amigo y compañero Felyne algo que no importa mucho ya que así era más rápido entrar en la acción. Una vez hecha esta selección teníamos para elegir las opciones de Un Jugador, Multijugador y la Zona de Entrenamiento. Las dos primeras opciones compartían las mismas misiones que una vez completadas en cualquiera de ellas se completaba en la otra.

Referente a la zona de entrenamiento se nos presenta una amplia zona dónde podemos probar todo nuestro equipamiento. Además como nota característica en el lateral izquierdo de la pantalla se mostraban algunas de las acciones que podíamos realizar con nuestras armas y a medida que pulsabas los botones de ataque te aparecían una serie de técnicas a emplear. Durante la beta estuve probando en las cacerías la Espada con Escudo, las Espadas dobles y la Insect Glave que no me desagradó para nada. Referente a las demás armas hay algunas que disponen de doble función y mecánicas similares a las armas clásicas como la Hacha Espada. Hay que destacar que algunos de estos combos de los que hemos mencionado antes podrían ser claves a la hora de extraer ciertos materiales de los monstruos por lo que os aconsejo que en el juego final probéis las diferentes armas.

Ya entrando en materia importante debemos hablar de la selección de equipo antes de pasar a la propia cacería. Como en anteriores entregas nuestro equipo y el de nuestro Felyne será muy importante a la hora de tener éxito en las misiones. Algunos de estos equipamientos nos darán diferentes mejoras en ciertas estadísticas y habilidades especiales en detrimento de otras. Además se ha incluido el manto de camuflaje un elemento bastante curioso y del que poco he podido hacer uso durante la aventura. Pero como hemos podido ver en los diferentes gameplay del juego nos pueden ayudar a planear una estrategia. Y ahora sí entramos en lo más importante.

Monster Hunter World nos ha permitido disfrutar de tres misiones completas de cacería dónde los mapas elegidos han sido el Ancient Forest y Wildspire Waste. Estos mapas destacan en su gran tamaño y la cantidad de elementos tanto visuales como jugables del mismo. La flora y fauna del lugar impresiona aunque es cierto que todavía se notan ciertas imperfecciones visuales en algunas texturas. Otro de los puntos, para mi negativo, del mapeado es que realmente aunque el mapa parezca muy extenso no tardas mucho en explorar de una punta a otra aunque se compensa con los diferentes niveles de altura que dispone. Por ejemplo el nido del Rathalos en Ancient Forest se encontraba en la cima del árbol principal del territorio.

Referente a las diferentes mecánicas hemos podido comprobar como el terreno influye. Desde las escaladas, las zonas pantanosas, los terraplenes y los bosques ha sido una gran desafío que se ha visto mejorado con la capacidad de PS4. Uno de los puntos a destacar en este aspecto es la ayuda de las luciérnagas de exploración a la hora de localizar a nuestras presas. En ocasiones nos darán cierta información relevante acerca de ellas además de obtener cierto conocimiento de su localización. Algo que he “echado de menos” son las bayas de pintura para poder marcarlos una vez localizados aunque no hay que quitar mérito a su ayuda. Durante la búsqueda de nuestras presas hemos podido luchar contra los “minimonstruos” como creo que los llamaba nuestro compañero y en algunas ocasiones se han unido a nuestro grupo y han entablado combate junto a nosotros aunque no se compara en lo más mínimo a ver como un Jyuratodus se enrolla sobre el cuerpo de un Barroth.

Durante los combates contra las bestias nos hemos encontrado en algunas zonas con unos Felynes aliados que nos daban consejos y dónde si cumplíamos cierta condición nos ofrecían su ayuda. Las enredaderas, los objetos que lanzaba nuestro compañero, el uso del terreno para realizar acciones especiales de combate como el deslizamiento o poder montarnos sobre los monstruos provocan que los combates no se conviertan en algo monótono sino en algo entretenido y que te mantiene en tensión. El único problema que vi fue la paleta de herramientas ya que si mantenías pulsado uno de los botones se mantenía la ruleta, al igual que cuando en los shooters cambiamos de arma, y provocaba que en ciertas ocasiones consumieras un objeto que no era el que necesitabas.

El comportamiento de ciertas bestias como el Rathalos considero que es mejorable puesto que prácticamente estuvo bastante más rato volando entre zonas que posado en el suelo. La apariencia del Anjanath, el Gran Jagras y los anteriores mencionados impresionan nada más verlos. Por desgracia no logré enfrentarme al Diablos durante el tiempo de la beta.

Conclusión

No sé cuánto puede cambiar el juego hasta su lanzamiento el próximo 26 de enero. Pero es un juego que para los amantes de la franquicia, los juegos de rol y cualquier jugador que le gusten los juegos dónde pueda disfrutar con sus amigos es recomendado.

Contraseña perdida

X